Hubo colas para  justificar la no  emisión del voto

Desde la mañana se vio mucho movimiento en los lugares donde había que justificar el no haber ido a votar por estar lejos del lugar de residencia.

El único organismo en el que se vieron filas para entrar, además de las escuelas, fue en la comisaría 1. "Hasta el momento son más de 500 trámites los que realizamos", contó un policía al mediodía, mientras dividía la cola en dos.

Desde temprano que la gente comenzó a convocarse en Deán Funes y Güemes para tramitar la constancia de que se encontraban fuera de su lugar de residencia, y así justificar por qué no cumplió con la obligación de votar.

Según la ley, los que están a más de 500 kilómetros de su lugar de residencia deben realizar este trámite. Los demás deben presentarse a votar.

Los motivos que se esgrimieron fueron varios, desde laborales y económicos hasta sociales. Los turistas, por ejemplo, explicaron que les reprogramaron el viaje en diferentes oportunidades por la pandemia y que por eso estaban lejos de su ciudad.

Si bien la mayoría de los que fueron a justificar su no voto eran turistas, también había gente del interior que circunstancialmente estaba en Salta capital. Fue el caso de una mujer de Amblayo que, mientras esperaba su turno para entrar en la comisaría, le contó a El Tribuno que necesitaba $1.600 para ir y volver. "Son 150 kilómetros, pero no puedo pagarlo", señaló.

Apenas llegaron a Salta, dos mujeres provenientes de Luján -provincia de Buenos Aires- se dirigieron a la sede policial para hacer el trámite. Ambas afirmaron vehemente que no votar era "faltar a un deber ciudadano", por lo que se preocuparon en acreditar por qué no fueron a las urnas. Además indicaron que preferían evitar posibles sanciones por no haber participado de la elección sin tener un justificativo. "Pienso que, si no, cuando vayas a las elecciones del 14 de noviembre te pueden sancionar o cobrarte una multa", dijo una de ellas

Un joven de Marcos Juárez, Córdoba, argumentó razones laborales. "Este "finde' nos tocó estar aquí. Como no podemos asistir a cumplir nuestro deber Cívico en Córdoba, vinimos. No sí si me van a pedir la constancia para algo o si me afecte, pero por las dudas lo hacemos y es nuestro derecho", resaltó el joven.

Para otros la justificación valdría por dos. "En Santa Fe se votan cargos nacionales pero también locales, como concejales", indicó una rosarina que esperaba junto a su familia. "Por la pandemia, nos reprogramaron el viaje y coincidió con las elecciones", explicó la mujer.

En tanto, la jornada fue tranquila en los organismos que tenían que recibir las denuncias sobre irregularidades en el proceso electoral y en el Registro Civil, donde debían retirar su nuevo DNI quienes lo necesitaban para sufragar y no lo habían buscado con anticipación.

DNI del año pasado

En el Registro Civil la gente llegaba a cuentagotas. De los casi 3 mil DNI que habían para retirar, hasta el mediodía solo se habían retirado 12. Muchos registros civiles barriales, como el de Ciudad del Milagro o Santa Ana, derivaron los documentos a la oficina central, que estaría habilitada durante la jornada electoral. 
El día anterior -el sábado- no fue diferente, durante el mediodía que se habilitó el organismo se entregaron 19 DNI. La mayoría, advirtieron desde el Registro Civil, son documentos que deberían haber sido retirados durante el año pasado. “Son documentos que fueron tramitados a fines del 2019 y tenían que ser retirados durante el 2020 y quedaron aquí. Tienen un año para retirarlo, pero dada la situación de pandemia decidimos esperar”, contó Ana María Alegre, trabajadora del Registro Civil que insistió en que la mayoría de los documentos retirados pertenecen a ese tiempo. “A los que vienen a retirar les pregunto por qué recién ahora y me dicen que por la pandemia, que se fueron de viaje, que pensaban que el Registro Civil estaba cerrado, pero nosotros seguimos trabajando durante la pandemia”, agregó Alegre.
Para las elecciones provinciales del 11 de agosto la demanda de documentos también fue baja. Se retiraron en total solo 40 DNI para esas fechas.
Desde la fiscalía electoral federal, a cargo de Ricardo Toranzos, indicaron que la jornada transcurrió sin denuncias de gravedad. “Hubo denuncias pero muy pocas”, contó Virginia Wierna, quien es la secreataria. Las consultas tuvieron que ver con la privacidad de cuartos oscuros o cuestiones protocolares. “Hubo mucha duda sobre cómo se pegaba el voto o quejas de distancia social”, contó el secretario y auxiliar fiscal  Facundo Mirabella. 
 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...