“Justicia por mi hija Pamela, los culpables tienen que pagar”

En medio del dolor e indignación, familiares, amigos y allegados despidieron a Pamela Julia Flores, la adolescente wichi de 12 años víctima de femicidio, en la comunidad Misión Kilómetro 2, del departamento Rivadavia.

Luego del velorio, cerca del mediodía, tuvo lugar una ceremonia y los restos de la adolescente fueron sepultados en el cementerio de la comunidad. 

“Pido justicia, que se esclarezca todo y que haya una investigación a fondo. Necesito justicia por mi hija Pamela y que esto no quede impune. Los culpables tienen que pagar”, manifestó entre lágrimas Tomas Roberto Flores, padre de la víctima a El Tribuno.

El sábado pasado, el cuerpo de la adolescente fue hallado a la vera de la ruta 81, cerca del acceso a la localidad de Pluma del Pato.

FOTO: Germán Vildoza

Por el femicidio permanece detenido un sospechoso, de 17 años. Fue interceptado el domingo pasado en coronel Juan Solá. 

Al tratarse de un menor de edad, el fiscal penal de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas de Tartagal en feria, Gonzalo Ariel Vega, se declaró incompetente en la causa y ésta pasó al Juzgado de Menores en feria.

El Ministerio Público Fiscal informó en su página web que “de los testimonios de familiares de la menor”, surgió que el adolescente detenido, “también integrante de la comunidad wichi, habría iniciado una relación sentimental con la víctima, con quien se habría encontrado tras una reunión familiar”.

“Lo descartamos”

Contrariamente, el presidente de la comunidad, Raúl Manuel, quien acompañaba al padre de la adolescente ayer, expresó: “Nosotros a eso que dice el Ministerio lo descartamos porque no hubo ninguna reunión, ni de familia, ni nada. Pamela no tenía relación con el muchacho porque aquí en la comunidad todos nos conocemos”.

Y añadió: “Nosotros creemos que la mató más de una persona. Queremos que la justicia haga su trabajo como corresponde porque para nosotros siempre encuentra un solo culpable, que a veces no es el verdadero y con eso se cierra”.

Sostuvo que esperan la declaración del detenido. Hasta el momento no trascendieron datos al respecto. 

Los habitantes de la zona explicaron que el cuerpo de Pamela fue hallado en cercanías de la ruta nacional 81, entre arbustos con heridas de arma blanca y signos de posible abuso.

FOTO: Germán Vildoza

Se trata de una ruta muy transitada por toda clase de vehículos porque conduce a la provincia de Formosa. Los habitantes de la comunidad consideran que el cuerpo fue “plantado” en ese lugar.

“Nosotros creemos que la mataron en otro lugar y que la plantaron en la comunidad porque no encontraron ni el arma blanca, ni la ropa ni el calzado ahí. Todo eso falta”, aseguró Manuel. 
Y advirtió que cuando quedan culpables en el camino puede volver a ocurrir otro femicidio. “Eso es lo que no queremos. No queremos que haya más muertes en nuestra comunidad”. 

Existe un profundo malestar porque ninguna autoridad les informó sobre de la autopsia. “Queremos que nos digan los resultados. Nadie nos dijo la causa de muerte. Todo eso esta en el juzgado pero si nos dijeron que tenemos que poner un abogado para llegar a saber”, reclamó Manuel. 

A la familia de Pamela solamente le entregaron el certificado de defunción. “Dice que murió por asfixia y que tiene un corte en el lado derecho del cuello. Murió desangrada”, precisó el jefe de la comunidad. 
Los miembros de comunidad Misión Kilómetro 2 son 140. Comentaron que no confían en las autoridades de la zona y que les gustaría que intervenga la justicia de Tartagal u Orán en la investigación.

FOTO: Germán Vildoza

Fundaciones

El cuerpo de Pamela fue entregado a la familia el lunes a las 21. Lo trasladó la Policía desde el Servicio de Tanatología Forense del CIF de Orán hasta la comunidad.

La madre de la víctima trabaja en un puesto cercano y el padre, es peón una finca en Embarcación. La pareja se había separado. Pamela tiene siete hermanos de parte de madre. Se trata de una familia de bajos recursos por lo que tuvieron que pedir ayuda para hacer frente a los gastos. 

Los familiares y allegados a la adolescentes valoraron el acompañamiento de la ONG “De la mano por el mundo” y de la fundación “Granito de Arena”. También destacaron que la Municipalidad de Morillo colaboró pero expresaron su disconformidad ya que no recibieron ayuda psicológica. 

Problemáticas

El presidente de la comunidad, Raúl Manuel explicó que son varias las problemáticas que afectan a los habitantes del lugar, principalmente las adicciones. “Los criollos traen droga: marihuana, pasta base, alcohol. Viene gente de afuera en motos o autos y engañan a las jovencitas. Como no conocen esas sustancias piensan que son un bien”, sostuvo. 

Diversas fundaciones emitieron un comunicado en el que plantean que el femicidio de Pamela se enmarca “en un abandono del Estado Provincial, de una administración clerical Opus Dei, colonizante, patriarcal, que consideran a los y a las integrantes de los pueblos originarios como ciudadanos y ciudadanas de cuarta categoría, como seres olvidados de la tierra. Debemos denunciar a nivel internacional estos crímenes étnicos - femicidas”.

También, organizaciones feministas repudiaron el femicidio de Pamela en las redes sociales. Los portales se inundaron de fotos de la adolescente jugando en hamacas y en su acto de colación, acompañados de pedidos de justicia. Había terminado la primaria en la escuela de la comunidad y estaba por empezar la secundaria en el establecimiento anexo. 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...