Alberto Fernández admitió diferencias con el FMI por el ajuste

El presidente Alberto Fernández aseguró que “la prioridad es que este año haya escolaridad y presencialidad para todas y todos los jóvenes argentinos”, al encabezar este mediodía, en el partido bonaerense de Morón, el lanzamiento de la campaña nacional “Nos vacunamos para ir a la escuela” y recorrer un Punto Progresar del programa de becas que busca que adolescentes de todo el país que hayan dejado de cursar su secundario se reincorporen.

“No creemos que en la pandemia los chicos que dejaron el colegio están deambulando por las calles de un barrio popular o fueron reclutados como soldados para el narcotráfico. Creemos que son chicos que están esperando una mano que los auxilie y los haga retomar el rumbo de la educación”, afirmó el mandatario durante el acto que tuvo lugar en el Microestadio Municipal Diego Armando Maradona.

Acompañado por el jefe de Gabinete, Juan Manzur; el ministro de Educación, Jaime Perczyk; la secretaría de Acceso a la Salud, Sandra Tirado, y el intendente local, Lucas Ghi, el Jefe de Estado aseguró que el objetivo “es ir a buscar a todos los chicos que dejaron el colegio y volverlos a meter en el colegio porque sin educación no hay futuro”.

“Con esa idea hemos ampliado el Plan Progresar a los chicos que están terminando el colegio”, destacó e indicó que “ya se han inscripto 400.000 y esperamos que se inscriban más de un millón”.

A su vez, explicó que “la pandemia, con otras características, sigue en pie” y que “para que todos puedan volver a la presencialidad plena es muy necesario que estemos vacunados”. 

“Cuando uno mira las estadísticas, cerca del 80 por ciento de las personas que están internadas contagiadas de Covid 19 no tienen la vacunación completa o nunca se dieron una vacuna”, reflexionó.

“Vacunarse es un acto de responsabilidad individual. Si yo me vacuno alejo el riesgo de que el virus me contagie y me haga pasar un mal momento. Pero es también un acto solidario, de cuidar al otro”, remarcó el presidente Fernández.

El Fondo

El mandatario -que estuvo aislado por ser contacto estrecho de coronavirus- habló sobre la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por la deuda externa, aún no resuelta. Al considerar que no se pueden “repetir historias en materias económicas”, justificó la falta de acuerdo: “Por eso nuestra pelea con el FMI, por más que algunos se disgusten. Donde decimos que tenemos que tener derecho a crecer, según nosotros creemos cómo debemos crecer. Tener memoria, simplemente tener memoria. Y recordar, en ese caso, que cuando los ajustes llegaron, nuestro pueblo padeció”.

Mientras se retrasan las definiciones sobre el principal problema económico que afronta su administración y se acercan los próximos pagos para devolver el préstamo tomado por la gestión de Mauricio Macri, Fernández insistió: “Solo recuerden 2001, lo que significó para la Argentina. Recuerden que el ajuste más cercano que el Fondo le pidió a la Argentina hizo desaparecer el Ministerio de Salud, de Trabajo, y de Ciencia y Tecnología. Hizo perder tres baluartes centrales para el desarrollo de un Estado y de una sociedad”.

Durante su discurso desde el Microestadio Municipal “Diego Armando Maradona”, Fernández también aprovechó para lanzar un dardo contra la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, sin nombrarla. “Nosotros no creemos que en la pandemia los chicos que dejaron el colegio están deambulando por las calles de un barrio popular o fueron reclutados como soldados para el narcotráfico. No creemos eso. Creemos que son chicos que están esperado una mano que los auxilie y los haga retomar el rumbo de la educación”, dijo Fernández, que destacó la extensión del plan Progresar como un instrumento para recuperar estudiantes en las aulas.

 

"Todos los chicos tienen que ir a la escuela"

Por su parte, el ministro Perczyk dijo que “todos los chicos tienen que ir a la escuela, los que no estaban antes y los que se nos fueron durante la pandemia”, y aseguró para que haya presencialidad, más días y horarios, el Gobierno nacional acordó con las 24 jurisdicciones un calendario escolar de 190 días de clases para este año en los que buscarán “priorizar temas y recuperar aprendizajes”.

También participaron del acto el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello, y el presidente de la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo y ex intendente local, Martín Sabbatella.

Mediante la campaña nacional “Nos vacunamos para ir a la escuela”, implementada por el Ministerio de Salud y el Ministerio de Educación, niñas, niños y adolescentes podrán acceder a la vacunación obligatoria de calendario presentando el carnet de vacunación al mismo tiempo que la inoculación COVID-19 para iniciar o completar el esquema. 

Del mismo modo, personal docente, no docente y familias dispondrán de diferentes centros para aplicarse de manera libre la dosis de refuerzo COVID-19.

A la fecha, un 77,4 por ciento de las niñas, niños y adolescentes ya cuentan con al menos una dosis y el 56,6 por ciento ya completó su esquema de vacunación Covid-19. 

La meta del plan que fue lanzado hoy es comenzar el ciclo lectivo 2022 con la mayor cantidad de estudiantes inoculados, tal como lo recomiendan la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP), UNICEF y la Organización Panamericana de la Salud (OPS). 

Los sueros contra el COVID-19 se pueden administrar junto con cualquier otra vacuna, tanto el mismo día o en jornadas diferentes, sin requerir intervalo entre ambas inoculaciones.

Previamente, el Jefe de Estado visitó el Polideportivo Gorky Grana, donde funciona un Punto Progresar y un centro de inmunización contra el coronavirus. 

Los Puntos Progresar son espacios que surgen de la coordinación entre el Ministerio de Educación de la Nación y 91 municipios de todo el país, que buscan garantizar el acceso a la información, la inscripción y el acompañamiento a ese programa de becas para los y las jóvenes de cada uno de esos distritos.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...