¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

21°
22 de Abril,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Caso Maradona: hijos, unidos para buscar la verdad

Confían en la Justicia y actúan solidariamente en las causas.Apuntan a Morla, sus socios y los profesionales que debían atenderlo.
Martes, 18 de octubre de 2022 02:12

Diego Maradona apareció muerto el 25 de noviembre de 2020 en la casa de Tigre donde había quedado recluido luego de ser sometido, tres semanas antes, a una delicada operación encefálica. "Hematoma subdural", un diagnóstico que se había hecho famoso a nivel popular cuando el médico -ahora político- Facundo Manes intervino quirúrgicamente a Cristína Kirchner por la misma patología.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Diego Maradona apareció muerto el 25 de noviembre de 2020 en la casa de Tigre donde había quedado recluido luego de ser sometido, tres semanas antes, a una delicada operación encefálica. "Hematoma subdural", un diagnóstico que se había hecho famoso a nivel popular cuando el médico -ahora político- Facundo Manes intervino quirúrgicamente a Cristína Kirchner por la misma patología.

La muerte del futbolista más popular del mundo, y uno de los más contradictorios, conmocionó al país. Ese día, en plena cuarentena, el mismo gobierno que mantenía cerradas las escuelas desde hacía ocho meses permitió que se rompieran todos los protocolos de seguridad y autorizó un velatorio masivo en la Casa Rosada.

Más allá del oportunismo político, el impacto de la muerte de Diego fue enorme. Sin embargo, su vida, tan desordenada, permitía sospechar que luego de una operación de cerebro pudiera tener complicaciones severas. Lo que nadie podía imaginar eran las condiciones en las que encontró la muerte esa figura popular que estuvo en el centro de la escena desde antes de la gloria deportiva en el estadio Azteca y también después del sórdido recuerdo de la seudoefedrina, en Estados Unidos, es decir, desde que asomó al fútbol profesional a los 15 años hasta ese final abrupto en Tigre.

Murió solo, en un sucucho improvisado como habitación, sin baño. El personal que lo asistía lo había visto por última vez casi doce horas antes de encontrarlo ya sin señales de vida. En la mesita de luz había quedado su cena: sandwiches de miga.

Los cinco herederos universales son sus hijos Dalma, Gianinna, Diego Armando, Jana y Diego Fernando que llevan adelante juicios en los fueros Penal, Civil y Comercial con el patrocinio de distintos abogados. El estudio jurídico y tributario NBF, integrado por Federico Guntín, Sebastián Baglietto, Lucas Amado, Nicolás Noro Villagra y el contador Rodolfo Feito patrocina a Dalma y a Gianinna.

En San Isidro, por "homicidio con dolo eventual" se investiga el desempeño del médico Leopoldo Luque, la psiquiatra Agustina Cosachov y otras siete personas que estaban a cargo del paciente.

Pero la causa más significativa es la que se sigue en La Plata y tiene como imputados al abogado personal y apoderado de Diego Maradona, Matías Morla, su hermana Vanesa Morla, su cuñado y socio Christian Pomargo, la escribana Sandra Iampolsky , Stefano Ceci, quien se arroga derechos de Diego, y Maximiliano Trimarchi, junto con otros allegados. Están imputados por "circunvención de incapaces, falsificación o adulteración ideológica de documentos y reducción a servidumbre".

Si a los primeros se los acusa de haber dejado morir al paciente, a estos últimos les recae la sospecha de haber creado planificadamente un escenario de abandono de un desahuciado ídolo para aislarlo de la familia, para evitar que esta se enterara de que Morla y Pomargo habían logrado la transferencia gratuita de todos los derechos de la marca Maradona. Más de US$ 60.000.000.

Ese aislamiento se realizó en dos barrios privados, uno en Brandsen y el otro, tras la operación, en Tigre. Todo fue resuelto y administrado por Morla y Pomargo, quienes imponían un régimen de control absoluto a sus contratados (médicos, enfermeras, encargados de seguridad de los barrios y hasta la cocinera, que es la madrina de la hija de Pomargo y Vanesa Morla).

Los testimonios y declaraciones registrados en los juicios civiles y penales que se llevan a cabo en los tribunales de los dos distritos sustentan la sospecha de que los profesionales y asistentes de Maradona acataron (irresponsablemente) las órdenes de los titulares de la firma Sattvica S.A. beneficiaria de la cesión de marcas, que si bien fue gratuita para los beneficiarios, Morla, apoderado de Maradona, pagó por la transferencia de dichas marcas 250.000 dólares (que eran de Diego). A su vez, la cesión de derechos de imagen habría sido realizada en Brandsen el 17 de agosto de 2020, que era feriado, aunque la escribana Iampolsky la data ese día, pero en la Capital Federal.

Todo este conjunto de datos habilita la hipótesis (difícil de probar ante la Justicia) de que el 25 de noviembre de 2020 lo más conveniente para todos ellos es que Diego desapareciera del escenario. Deteriorado como estaba, ya había cedido todo lo que tenía.

El jugador mágico, a los sesenta años y según señalan los fiscales en el expediente padecía "enfermedad renal crónica; enfermedad hepática preexistente; insuficiencia cardíaca congestiva; deterioro neurológico crónico; adicción al alcohol y psicofármacos, y tenía probables enfermedades psiquiátricas".

Ese estado de salud era conocido por todos los profesionales de la salud que lo atendían, encabezados por Luque y Cosachov. Y también era perceptible para todo el mundo, se tratase de quienes aún lo idolatran o de sus detractores.

El testimonio de la cocinera es categórico: "No tenía una dieta; el comía lo que pedía". Y el convaleciente pedía sándwiches o langostinos a la provenzal.

El otro interrogante se orienta hacia la decisión de operarlo. ¿Era necesaria una intervención quirúrgica de esa magnitud considerando el estado del paciente y la situación de pandemia por COVID-19?

Un interrogante que nada tiene de neutro. Dos meses y medio antes de la operación, Maradona había transferido todo lo que le quedaba a Sattvica S.A.

Las causas en la Justicia

- Los hechos ocurridos en el barrio privado de Brandsen son juzgados en La Plata y los vinculados a los últimos días de Maradona en Tigre, en San Isidro.

- Los herederos de Maradona tramitan en la Justicia Civil y Comercial de La Plata el juicio de "sucesión ab intestato" (sin testamento). Son los cinco hijos del crack.

- Ellos, de común acuerdo, promovieron ante la Justicia Federal una acción de nulidad, reivindicación y daños y perjuicios en contra Morla y Pomargo por la cesión de las marcas de Diego Maradona. Asimismo, han iniciado y obtenido una medida cautelar que prohíbe a Sattvica S.A. utilizar la imagen, pseudónimos y nombre de Diego A. Maradona.

- En los tribunales del fuero penal de San Isidro está en curso la causa contra Luque, Cosachov y otros siete profesionales de la salud imputados por "homicidio con dolo eventual".

- Fiscales de La Plata imputaron a Morla, Pomargo, Iamposlky y otros por los delitos de circunvención de incapaces, desobediencia, falsificación o adulteración ideológica de documentos y reducción a esclavitud o servidumbre. Lo que se investiga es el posible aprovechamiento que hicieron estas personas del estado de Diego Maradona para hacerle firmar contratos y cesiones, teniéndolo reducido y controlado en un barrio privado de Brandsen. La hipótesis es que habrían falsificado documentación, además de suministrarle intencionadamente drogas y bebidas alcohólicas al paciente para manipular sus relaciones con la familia y hacerle firmar documentos sin saber qué estaba firmando.

 

Temas de la nota

PUBLICIDAD