La transformación urbana debe tener impacto social

En los próximos cinco años, los cambios urbanísticos serán muchos más dinámicos y transformadores que los que ocurrieron en 50 años. Esa fue una de las conclusiones con mayor impacto que dejaron las disertaciones de arquitectos, urbanistas, desarrolladores, constructores y empresarios del sector en la última edición de este año del ciclo "Hablemos de lo que viene".

Esta vez, la propuesta de El Tribuno fue "Desarrollos urbanos: nuevos desafíos". Y el principal camino consiste en aprovechar las oportunidades, que, por cierto, son muchas y muy alentadoras. Más allá de la cantidad de metros cuadrados que se construyan y los modelos de edificios que proliferen; el desarrollo inmobiliario y urbanístico debe apuntar a generar mejores condiciones de vida, con una premisa de inclusión social. Sin eso, de nada sirve el cambio en los centros urbanos.

Para tener cimientos sólidos en ese crecimiento y en esa expansión, los gobiernos deben garantizar seguridad jurídica, mano de obra calificada e impulsar políticas laborales en vez de aplicar un asistencialismo antiproductivo. Muchos empresarios hoy no consiguen vacantes por los planes sociales.

Los nuevos desarrollos, más adaptados a priorizar los espacios sociales y el contacto con la naturaleza, requieren flexibilidad y un Estado que acompañe sin poner trabas arbitrarias. Eso también debe quedar claro en las políticas públicas.

La transformación urbanística tendrá, como concepción el aprovechamiento eficiente de los espacios y los recursos, diseños con usos mixtos y alianzas estratégicas entre los actores de la construcción, el desarrollo y los inversores, siempre con una visión de centralidad en lo "humano".

En el evento que El Tribuno realizó el jueves pasado en el salón del Jockey Club también se planteó la importancia de posicionar a Salta como marca para la inversión, no solo con la atracción de los nuevos desarrollos urbanos y buen lugar para residir, sino con el abanico de otras actividades como la minería, las energías alternativas y el turismo. Para eso, es inminente garantizar un escenario propicio. No hay tiempo para perder.

En esa jornada, en la que asistieron más cien representantes de empresas y entidades del tercer sector, los urbanistas mostraron casos de éxito en otros países y en ciudades, donde la transformación es contundente. Y coincidieron en que Salta puede tomar ese rumbo.

En "Desarrollos urbanos: nuevos desafíos" el urbanista Álvaro Sorrondegui (estudio uruguayo Gómez Platero) y el desarrollador Lucas Salím (CEO y Fundador de Grupo Proaco) brindaron conferencias magistrales. Al cierre, hubo un panel de lujo, integrado por Jonás Beccar Varela (Proyecto Norte), Martín Míguez (Saltapor) y Oscar Bercovich (Uniber) y la moderación de Patricia Cerrizuela, formadora de emprendedores.

Sorrondegui expuso innovadores proyectos en Uruguay que se desarrollaron con el concepto de "continuidad" con la naturaleza, lo urbanístico y con la definición de frontera de espacio híbrido, una combinación armoniosa entre lo público y lo privado, entre oficinas y viviendas.

"Más allá del éxito económico o profesional, lo que hace felices a las personas es su vinculación con la sociedad. Tener vínculos exitosos con el resto de la gente es lo que hace feliz a las personas y esto lo comprobamos durante la pandemia", dijo Sorrondegui.

Salim, en tanto, sorprendió con imponentes desarrollos en Córdoba, con el concepto de usos mixtos. Es un emblema para la argentina el desarrollo "Pocito Social Life", que combina espacios de uso residencial, corporativo y comercial. Este fue concebido para quienes desean "sociabilizar, acercarse y compartir".

"Las amenities pasan a ser un valor y no un costo del proyecto", agregó Salim, para resaltar luego que "el compartir usos, además, baja el costo de operación y de las expensas del emprendimiento".

"Una combinación exitosa de usos mejora la incidencia del costo de la tierra", afirmo Salim, quien destacó que, al tener mayores servicios en un mismo desarrollo (gimnasios, gastronomía, supermercados), también le da mucho más valor a las unidades residenciales. "Los consumidores son cada vez más exigentes", remarcó.

Martín Míguez, ingeniero y gerente de Saltapor, no tuvo dudas en decir que Salta está bajo la mirada de inversores internacionales. "La provincia tendrá una transformación que genera miles de oportunidades, miles de metros construidos. Hay que estar preparados para brindar nuestros servicios a las megaempresas que están llegando", agregó.

En esa sintonía, Jonás Beccar Varela, fue muy claro: "Salta no va a ser reconocible dentro de cinco años" y por eso consideró que es una oportunidad y un desafío. "Hay que estar preparados para estándares de exigencias a las que no estábamos acostumbrados", destacó. El empresario ponderó la campaña que llevan adelante 'invertí en Salta".

En ese tema, Bercovich ponderó la mezcla en estas tierras de clima, cultura y la bondad de expandirse a lo ancho. "Hoy Salta tiene espacio libre. En la mayoría de las ciudades esto no sucede. Crecen algunas para arriba y no a lo ancho". Resaltó a la "transformación de las industrias hay que separarlas entre la de los proyectos y de los productos. Los proyectos van mucho más rápidos. Y no se va a corregir en el corto plazo".

Con la edición de "Desarrollos urbanos: nuevos desafíos", El Tribuno concluyó este año una serie de encuentros y contenidos especiales en el marco de "Hablemos de lo que viene", una propuesta multiplataforma que surgió en 2020.

Este año se abordó el escenario y el futuro de la minería, las energías renovables, las pymes, la industria y la innovación, con la intención de dar una aporte y una nueva mirada para Salta.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...