Boca-Racing, otra definición picante

Duelo de estilos. Boca Juniors, campeón de la Copa de la Liga y de la Liga Profesional de Fútbol (LPF), enfrentará hoy en San Luis a Racing Club, subcampeón de la reciente Liga, en el partido que consagrará al ganador de la segunda edición del Trofeo de Campeones.

El clásico entre los xeneizes y la academia se jugará a partir de las 17 en el estadio La Pedrera, en Villa Mercedes, San Luis, con el arbitraje de Facundo Tello y televisación de TNT Sports.

En el caso de que el partido finalice empatado al cabo de los 90 minutos se jugarán 30 minutos adicionales y de persistir la igualdad se definirá al ganador en serie de remates desde el punto de penal.

El trofeo se juega entre el ganador de la Copa de la Liga y la Liga, pero al haber ganado Boca ambas competencias jugaron un desempate el miércoles último Tigre, subcampeón de la Copa, y Racing, segundo en la Liga, habiendo vencido el equipo de Avellaneda por 3 a 2 en el estadio de Huracán en tiempo suplementario, tras empatar (2 a 2) al cabo de los 90 minutos.

Este trofeo debería establecer al "mejor equipo de la temporada", pero está claro que Boca lo fue al haber dado dos vueltas olímpicas, solo que la Liga y la AFA determinan este tipo de definición para cumplir con el contrato de la TV, que indica que esta final debe jugarse.

Será un clásico de estilos disímiles que tendrá un gran marco, puesto que el escenario puntano albergará a 30.000 hinchas que agotaron las entradas y estarán alentando a sus equipos, 15.000 para cada lado.

Boca podrán jugar Frank Fabra y Guillermo "Pol" Fernández pese a las 10 amarillas que acumularon en el torneo doméstico, ambos habilitados por AFA, en tanto que en la ofensiva ingresarían Luis Vázquez y Norberto Briasco debido a que Langoni presenta una fatiga muscular, mientras que el "Pipa" Benedetto no se encuentra en su mejor nivel tras el desgarro que sufrió en La Plata ante Gimnasia hace 15 dìas.

En Racing, que llegará con lo justo en lo físico luego de los 120 minutos que jugó en el estadio Tomás Adolfo Ducó ante Tigre, Maximiliano Romero ingresará por Enzo Copetti, quien sufrió esguince del tobillo y la rodilla derecha ante "El Matador" y estará inactivo entre dos y tres meses.

Pero lo cierto es que Boca, dirigido por Hugo Ibarra, llega tras lograr un trabajoso título en la Liga, postergando a Racing.

Es seguro que este Boca no agrade a nivel futbolístico, que su juego no sea vistoso, pero ganó el título justificadamente al vencer en los partidos que fueron determinantes, como el Superclásico frente a River por 1 a 0 en La Bombonera, para alcanzar el logro, siendo efectivo y contando con una gran tarea defensiva.

El arquero Agustín Rossi fue la gran figura y luego sobresalió un goleador juvenil que no estaba en los planes y fue fundamental en la carrera hacia la consagración: Luca Langoni.

Además, Boca se sobrepuso a las lesiones sufridas por Marcos Rojo, Exequiel Zeballos, Sebastián Villa y Darío Benedetto apelando a su cantera con jugadores muy conocidos por Ibarra luego de haberlos dirigido hasta mitad de año en la división Reserva como el mencionado Langoni, Cristian Medina, Gabriel Aranda, Gonzalo Morales o Agustín Sández, mientras que otro producto de las divisiones inferiores, Alan Varela, ya estaba consolidado y fue pieza clave en el mediocampo.

Racing tuvo un año muy bueno y su juego fue el mejor de todos los equipos durante 2022, pero defeccionó en la definición de todas las competencias de las que tomó parte.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...