Asesinaron a una soldado y detuvieron a su novio

Una soldado voluntaria de 21 años que era buscada desde el sábado fue encontrada asesinada y su cadáver envuelto en una frazada en un arroyo de la ciudad bonaerense de Bahía Blanca, al que llegaron los investigadores luego de que su novio, también soldado, les confesara que la había matado y arrojado en ese lugar.

Se trata de Agustina Yoselie Nadal Herrera (21), cuyo paradero se desconocía desde el sábado tras el partido de Argentina frente a México por el Mundial de fútbol que se disputa en Qatar y era buscada tras una denuncia debido a que no se había presentado a trabajar en la Base Aeronaval Comandante Espora, donde se desempeñaba como marinero segunda voluntaria. Los voceros señalaron en la tarde de ayer que en el marco de la autopsia se determinó que la joven falleció asfixiada "por compresión" en el contexto de una "muerte violenta".

Por el caso, está detenido su novio, Jorge Rojas (23), quien también se desempeña como soldado voluntario en la citada base aeronaval y, en las últimas horas, en una comisaría de Bahía Blanca le confesó a los efectivos ser el autor del hecho, según revelaron las fuentes. En un comunicado, la Armada Argentina repudió "todo tipo de conductas y actos de violencia de género" y se puso a disposición de la Justicia para esclarecer el caso.

El hallazgo se produjo en la mañana de ayer en el arroyo Napostá, ubicado a la altura de la calle Berutti al 2300, en un lugar de frondosa vegetación, donde desde el martes se había montado un operativo de rastrillaje con la intervención de buzos de bomberos, la policía bonaerense y rescatistas, que se retomó ayer por la mañana.

"El cuerpo tenía una camiseta de la selección argentina similar a la que llevaba puesta la mujer el sábado y se encontraba envuelto en una bolsa de dormir cubierta con una frazada y atada con una soga", indicó un pesquisa que, además, afirmó que los forenses que revisaron el cuerpo no lograron establecer por el momento lesiones provocadas por armas blancas o de fuego.

Una fuente de la investigación indicó a Télam que el ahora imputado Rojas "había tenido el último contacto con la mujer luego de haber compartido el partido de fútbol de la selección argentina el sábado. Con el correr de las horas se llevaron a cabo distintas tareas de investigación, análisis telefónicos, entre otros, como así también se comprobaron diversas contradicciones por parte de Rojas, quien en un momento dado y en sede policial habría confesado ser el autor del femicidio", agregó el mismo informante.

Las fuentes explicaron que Rojas le contó a los policías -esa declaración no tiene validez legal y debe ser ratificada ante la Justicia- que, "tras una discusión, mató a su novia para luego colocarla en una bolsa de dormir para posteriormente tirarla en un sector del arroyo Napostá, sin decir cómo fue el mecanismo de la muerte". Con la confesión policial del novio de la víctima, el fiscal Rodolfo De Lucía solicitó una serie de rastrillajes en la zona, como así también pidió un análisis de redes sociales y el secuestro de teléfonos celulares.

Además, el fiscal pidió la aprehensión de Rojas y se procedió a realizar peritajes con las distintas divisiones de la policía local. Tras el hallazgo del cuerpo, el jefe de la Policía Departamental, comisario Gonzalo Besos, sostuvo que "estaba la información que podía estar en este curso de agua, por cuestiones tecnológicas y demás elementos en la causa, por lo que anoche estuvimos hasta las 4 de la madrugada en la parte del entubado haciendo rastrillaje con bomberos quienes caminaron hasta el puente de Brown y Estados Unidos que es a cielo abierto y era muy tarde".

Según fuentes investigativas el cuerpo fue hallado con la misma ropa con la que había sido reportada como desaparecida.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...