Pacientes sin obra social podrán hacer trasplantes de médula ósea en Salta

A partir de la semana próxima comenzarán a realizarse en Salta trasplantes de médula ósea a pacientes sin obra social. Esto es posible luego de que el mes pasado se firmara un convenio entre el Ministerio de Salud Pública de la Provincia, el Centro Único Coordinador de Ablación e Implante (Cucai) local y un sanatorio privado de la capital, que cuenta con la única Unidad de Trasplante de Médula Ósea que existe en el norte argentino (NOA).

Este acuerdo abarcará a todos los pacientes que necesitan el tratamiento. Hasta ahora, se habían hecho acuerdos para casos específicos. En este momento, hay 10 pacientes en lista de espera, que no tienen obra social y son atendidos en el hospital San Bernardo.

Según explicó el médico especialista en hematología y jefe del servicio de Hematología del Instituto Médico de Alta Complejidad (IMAC) Salta, Basilio Pertiné, estos tratamientos se realizarán a medida que la cartera sanitaria los autorice, apruebe los presupuestos y provea la medicación específica.

El especialista consideró que "es muy bueno" que los pacientes puedan realizar los trasplantes en Salta, ya que no deben ser derivados a ningún otro lado. El costo lo cubren, a medias, el Ministerio de Salud Pública provincial y el Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (Incucai). Los valores son iguales a los de cualquier otro centro del país, salvo que se evita el costo del viaje y la estadía en otra ciudad, donde el paciente tiene que estar más de 40 días.

Antes de que se abriera esta unidad en Salta, en octubre de 2019, solo se hacían trasplantes de médula ósea en Buenos Aires, Córdoba y Rosario. Recientemente, se abrió un centro en Neuquén. Desde que se abrió este espacio en la provincia, se trataron no solo salteños, sino también pacientes de Jujuy e, incluso, de Bolivia.

La Unidad de Trasplante del IMAC Salta lleva realizados 55 trasplantes de médula ósea, desde su inauguración.

El equipo de trabajo está liderado por el jefe de Hematología del sanatorio, Basilio Pertiné; el director de la Unidad, Gustavo Milone, quien fue jefe de trasplantes en Fundaleu durante más de 20 años, lleva 1.300 tratamientos hechos y viaja desde La Plata, Buenos Aires, para realizarlos en Salta; la jefa de Hemoterapia, Fátima Leyton, y los equipos de infectología y enfermería, entre otros.

Un desarrollo clave

En este centro, se realizan tres tipos de trasplantes diferentes: autólogos, de la propia médula ósea del paciente; alogénicos, de donante 100% compatible y haploidénticos, de donante 50% compatible.

Este último tipo de trasplante se realiza desde el año pasado, cuando el director del Cucai Salta, Martín Flores Perazzone, autorizó al IMAC Salta para hacerlos.

Según refirió Pertiné, este tipo de trasplante significó "un avance enorme" y dio "muy buenos resultados". Explicó que encontrar donantes idénticos es muy difícil, ya que entre cuatro hermanos que tiene un paciente, es probable que solo uno lo sea: "Si no tenés cuatro hermanos, capaz no encontrás ninguno".

En cambio, en el caso del haploidéntico, capaz una persona que tiene un solo hermano encuentra que este es 50% compatible. "Esto revolucionó la historia de los trasplantes desde el año 2010", expresó el referente.

Con este tratamiento, se amplió el espectro de pacientes candidatos a trasplante porque casi todos encuentran un donante compatible. Si bien eso requiere otros cuidados, aumenta las posibilidades de que cualquiera que tenga hermanos pueda hacerlo.

Sobre el tratamiento

El trasplante de médula ósea es un procedimiento curativo para muchas enfermedades oncohematológicas, es decir, patologías malignas de la sangre, sobre todo, leucemias, linfomas y mielomas, que se realiza por transfusión.

Cuando un paciente responde bien a la quimioterapia, se consolida el tratamiento con un trasplante de médula ósea. Este ayuda a eliminar los restos de la enfermedad y aumenta las posibilidades de curación del paciente.

Según comentó Pertiné, hay enfermedades hematológicas que se curan con el trasplante y otras en las que este tratamiento permite, al menos, duplicar la expectativa de vida.

El especialista reveló que los trasplantes que hicieron a algunas personas les ha mejorado "muchísimo" la expectativa de vida, sobre todo, a jóvenes de 19 o 20 años con leucemia aguda. Comentó que tuvieron niños donantes de médula ósea, para trasplantes alogénicos y haploidénticos. Uno de ellos tenía 10 años y donó médula ósea para un hermano mayor.

Poco diagnóstico

Pertiné estimó que es bastante probable que en Salta haya un subdiagnóstico de las enfermedades malignas de la sangre: "Tenemos un problema con la estadística, porque hay muchos pacientes que nunca llegan al diagnóstico, sobre todo del interior de la provincia".

Señaló que el mieloma, por ejemplo, es una enfermedad que se da en adultos mayores de 60 años, que requiere de trasplante y que se dan 4 casos cada 100 mil habitantes: "En Salta debería haber entre 40 y 50 casos por año, y no sé si los tenemos ni si los diagnosticamos".

Evaluó que quizás hay pacientes en comunidades vulnerables, donde hay una atención muy básica, que no consultan o lo hacen cuando la enfermedad está avanzada.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...