Orán: De lesiones graves pasó a  tentativa de homicidio agravado

La Sala I del Tribunal de Impugnación hizo lugar parcialmente a un recurso de casación disponiendo que la condena que fuera impuesta a Sergio Ariel Torres lo sea por los delitos de tentativa de homicidio agravado por mediar violencia de género y violación a las medidas adoptadas por las autoridades competentes para impedir la propagación de una pandemia en concurso real.

El año pasado el hombre había sido condenado por el vocal 3 de la Sala I del Tribunal de Juicio de Orán a la pena de siete años de prisión por el delito de lesiones graves agravadas por el género y se lo absolvió por aplicación del principio de la duda del delito de violación a las sanitarias. Al haberse dispuesto una nueva calificación de la condena, los jueces Luciano Martini y Ramón Medina dispusieron que en audiencia, se determine la pena que corresponde imponer de acuerdo con la calificación del delito.

El hecho por el que fue condenado Torres se produjo el 26 de abril de 2020 cuando el hombre sorprendió a su expareja en un pasaje de la ciudad de San Ramón de la Nueva Orán arrojándole nafta, prendiéndole fuego y huyendo del lugar. En el juicio la expareja brindó un testimonio distinto. Negó, por ejemplo, la relación con el condenado y dijo desconocer quién la quemó.

Los jueces citaron a la Corte Interamericana de Derechos Humanos que exige la perspectiva de género para la investigación penal en supuestos actos de violencia contra la mujer. La circunstancia de que la víctima altere sus manifestaciones a lo largo del proceso obliga al tribunal a ponderar con mayor cuidado aquella deposición que resulta procesalmente apta para fundar la sentencia y establecer si verdaderamente es valiosa para el esclarecimiento de la verdad real, señalaron los jueces. Todavía más cuando se registraron testimonios sobre las presiones sobre la víctima e incluso un pedido para que retire la denuncia.

Confirmado

"Existen elementos de convicción suficientes que acreditan que el 26/4/2020 en horas de la mañana, Sergio Torres sorprendió a E.D. en el pasaje Sargento Cabral, entre Segundo Sombra y Luis Burela, del barrio Mitre de la localidad de San Ramón de la Nueva Orán, y sin mediar palabras le arrojó nafta y le prendió fuego con un encendedor, para luego darse a la fuga, ocasionándole las heridas", señalaron. Y también está probado que el hecho se cometió mediando violencia de género.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...