Flores de Bach: La armonización a través de una terapia floral


Las flores de Bach, conocidas y utilizadas en casi todo el mundo como remedios efectivos e inocuos, constituyen un sistema de tratamiento natural, basado en elixires florales, que se emplea para armonizar de manera holística los desequilibrios físicos, emocionales, mentales y espirituales de todos los seres vivos.
El uso de flores con fines curativos es mencionado ya en antiguos escritos de China, de filósofos occidentales como Sócrates o Platón, del médico suizo del siglo XV Paracelso o en la tradición de los aborígenes australianos. 
Sin embargo, el descubrimiento de los elixires y su acción terapéutica tal y como hoy la conocemos, se atribuye al médico británico, Edward Bach, quien en los años 30 del siglo pasado desarrolló y difundió este sistema de curación y pasó a ser conocido como padre de la terapia floral. La acción de las flores de Bach no se basa en el principio activo fitoterapéutico de la flor o de la planta, sino en la información energético-vibracional. Lo novedoso del método de Bach fue que en lugar de coger extractos de flores para hacer diluciones como en homeopatía, >Bach estudió cómo la luz del sol de la mañana atravesaba las gotas de rocío que quedaban en las flores, y transfería a estas gotas de agua, la capacidad de sanar de esas plantas. Colocó las flores en un frasco de cristal lleno de agua mineral de manantial, y las dejó al sol algunas horas, para que los rayos de sol le transmitieran la energía de las flores al agua.
Desde aquel momento a la actualidad, las terapias con Flores de Bach se divulgaron y de a poco fueron llegando a los distintos puntos del planeta. 
En Salta, desde hace varias décadas, se cuenta con una serie de dacilitadoras que llevan adelante y promueven el uso de las Flores de Bach. 
Una de estas facilitadoras es Ana Zeitune, que en diálogo con El Tribuno, explicó que el trabajo con las flores es buscar las razones por las que las personas. “Nos centramos en encuentros y charlas, focalizándose en las emociones que muchas veces desarmonizan”, expresó Ana que recordó que como diría Bach, “la falta de armonía entre la personalidad y el alma, es lo que lleva a enfermarse”. 
“El trabajo de una facilitadora es enfocarse en las emociones y en base a esto se ofrece las sustancias homeopáticas, para resolver algunas situaciones como ansiedad, angustia, intolerancia, falta de confianza”, detalló Ana. 
Ana Zeitune todavía no tien consultorio pero asiste a quien la requiere en sus domicilios, de una forma más personalizada y en este encuentro se dedica a tomar las notas, luego de una charla y de escuchar mucho. “Ser una mediadora de las flores de Bach, no puede ofrecer un prepararado sin haber tenido una charla profunda”, agregó. 
Las flores de Bach puede utilizarse tanto en niños pequeños como en personas mayores.
Para que la persona pueda ver resultados con la terapia, y al tratarse de un tratamiento natural, se requiere de constancia. “Estos tratamientos recién ofrecen un resultado luego de un mes, cuando las flores ya lograron armonizar el organismo. Un tratamiento dura entre 20 o 25 días. Después, cuando las emociones cambian, también se deben cambiar las flores que se usan. Porque la persona ya tiene otras emociones”, explicó Ana. 
Edwar Bach dividió las emociones en 7 categorías y, en cada una, incluye los sentimientos y emociones que a veces nos pueden hacer sentir desbordados.
Las 7 categorías emocionales que estableció Bach son: 
1. Sentimiento de soledad
2. Sentimiento de sensibilidad
3. Preocupación excesiva
4. Falta de interés
5. Tristeza
6. Miedo
7. incertidumbre
Para fabricar las esencias las indicaciones de Bach incluyen recolectar las flores al amanecer y dejarlas reposar. 
 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Vida y tendencia

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...