El Gobierno provincial, por intermedio del Instituto Provincial de Vivienda (IPV), construyó una nueva casa para la familia Mamaní que perdió su vivienda ubicada en la zona sudeste de la Capital salteña, a raíz de un cortocircuito en el cableado aéreo eléctrico. El titular del organismo, Gustavo Carrizo, realizó la entrega de llaves y carpeta técnica. 

A principios del año pasado se conoció sobre el incendio en el que los hermanos Mamaní perdieron su vivienda en el barrio Boulogne Sur Mer. En ese momento el gobernador Gustavo Sáenz visitó a los integrantes del grupo familiar y se comprometió a brindarles asistencia.  

Los trabajos se realizaron por medio del programa de asistencia de situaciones críticas perteneciente al IPV. Los mismos consistieron en demolición total de la casa existente siniestrada y la construcción de una nueva con tres dormitorios, baño, lavadero y cocina- comedor en el terreno de la familia. 

Durante la entrega de llaves, las hermanas Mamaní agradecieron la predisposición del Gobierno por cumplirles el sueño de volver a tener la vivienda que compartirán con sus hijos. También reconocieron la ayuda de todas las personas solidarias que se acercaron durante el último tiempo. “Estamos eternamente agradecidas al gobierno, no se olvida de la gente y cumplió con lo que nos prometió”, dijo Elizabeth.

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...