EN VIVO

Caso Palomo: jornada de alegatos

Desde junio pagarán Ganancias quienes cobren más de $280.792

El Gobierno anunció ayer la suba del piso del impuesto a las ganancias, para la cuarta categoría, a 280.792 pesos, que comenzará a regir desde el 1´ de junio y el medio aguinaldo del mes próximo quedará exento de los descuentos del tributo.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, anunciaron la modificación junto a los secretarios generales de la CGT, Héctor Daer, Pablo Moyano y Carlos Acuña, tras una reunión encabezada por el presidente Alberto Fernández en la Casa Rosada.

Guzmán y Massa compartieron el anuncio para bajar el tono a la presión que el ministro había recibido del titular de Diputados por el impuesto a los trabajadores registrados. A la vez dar a conocer un alivio fiscal fue también un respiro para Guzmán, el ministro más "golpeado" por el kirchnerismo desde que el Gobierno firmó el acuerdo con el FMI.

Alcance

La medida anunciada ayer eleva el actual piso de $225.000 hasta los $280.792 y además de actualizar el mínimo no imponible de Ganancias, el Gobierno anticipó que el medio aguinaldo de junio quedará excluido del pago del impuesto.

Según la normativa vigente, el aguinaldo queda alcanzado por el impuesto a las ganancias cuando el promedio de las remuneraciones brutas del año supera el piso mínimo a partir del cual se paga el tributo. Ahora, con la decisión oficial confirmada ayer, el medio sueldo anual complementario no estará afectado.

Antes del anuncio formal, se llevó adelante una reunión puertas adentro en Balcarce 50, en el salón Eva Perón. El primero en llegar a la Casa Rosada fue el presidente Fernández, seguido por Guzmán.

Acuña cruzó las puertas del largo pasillo del Salón de los Bustos a las 11.22 y minutos después ingresaron Pablo Moyano y Daer, juntos. El último en sumarse fue Massa.

Según precisaron fuentes oficiales, Guzmán llevó el número cerrado a la reunión, 280.792 pesos.

En sus declaraciones a los periodistas, Massa procuró bajar un mensaje político, al asegurar que no hubo "presión" ni "extorsión" en su pedido de inmediata actualización del piso del impuesto a las ganancias.

"No se trata de que gana uno u otro, acá ganaron los trabajadores. Debatir y discutir soluciones para resolver soluciones; no es malo ni pelea", dijo.

En varias oportunidades reiteró que la decisión fue del presidente de la Nación, tratando de minimizar las idas y vueltas que generó la medida en el seno del Gobierno.

"La semana que viene terminan de cerrar dos paritarias, ahí queda consolidado el RIPTE (sistema que define la actualización) y una vez consolidado, sale el decreto que incluye la exclusión del aguinaldo del pago del impuesto a las ganancias", explicó Massa.

Agregó que la medida apunta a "defender el poder de compra de los salarios" y remarcó que el sueldo "es una remuneración, no una ganancia".

Por su parte, Guzmán enfatizó que la medida quedará "efectiva a partir del 1´ de junio" y subrayó que "no tiene ningún impacto" en las metas fiscales acordadas recientemente entre el Gobierno y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Explicó que en 2019, bajo la gestión de Mauricio Macri, "2,1 millones de personas tributaron" ganancias y que el año pasado se reformó el tope del gravamen y se redujo en 1,2 millones de personas la cantidad de trabajadores que tributaban este impuesto.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...