Cada 28 de mayo, el mundo celebra el Día Internacional de la Hamburguesa, rindiendo homenaje a la comida que, quizás, sea la más popular a nivel global, trascendiendo clases sociales, diferencias culturales, preferencias alimenticias y mucho más.

A la salida de la cancha o de un recital. En una reunión con amigos o una primera cita. Con una cerveza o con una gaseosa. En el cine o en una plaza. Con la familia o solo frente al televisor. En el campo, al sol de la primavera, o en la ciudad, bajo las luces de la ciudad. De viaje por la ruta o en el balcón de casa. Con ketchup pero sin lechuga. Con huevo o sin huevo. Cualquier opción es válida cuando hablamos de hamburguesas.

Pero si esta comida es tan popular, que cruza fronteras a diestra y siniestra, cabe preguntarse dónde nació la primera hamburguesa y por qué se le homenajea.

Historiadores gastronómicos de todo el mundo han intentado ponerse de acuerdo en dónde nació esta comida, y sin llegar al terreno de la batalla legal de la denominación de origen, las aguas se dividen entre Alemania y Estados Unidos.

Para el caso de los europeos, hay que remontarse al rundstück warm, una especie de pan redondo caliente que se creó en el siglo XVII, en la ciudad de Hamburgo. Al poco tiempo estos panes comenzaron a venderse con restos de carne de cerdo.

Casi en paralelo, inmigrantes alemanes radicados en Estados Unidos comenzaron a promocionar en la ciudad de Nueva York la “carne de res cocinada al estilo de Hamburgo”, la cual se hizo muy popular entre los marineros.

Es precisamente de este “estilo Hamburgo” que los alemanes defienden su autoría, explicando que si hay un “estilo a algo”, es porque el resto imita a ese algo.

Pero hay un dato más que apoya la teoría de los germanos y es que según cuentan las historias, el día internacional de la hamburguesa se celebra el 28 de mayo de cada año porque Louis Lassen, inmigrante alemán que vivía en Estados Unidos, juntó por primera vez todos los ingredientes que lleva la hamburguesa original: carne, tomate, queso y dos rebanadas de pan.

Lassen habría recibido la receta por parte de unos marineros del puerto de Hamburgo y de ahí el origen del nombre que el inmigrante utilizaría oficialmente y quedaría para la posteridad: hamburguesa, gentilicio femenino de la ciudad alemana.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...