Independiente se desangra y está más en “rojo” que su misma camiseta

La economía de Independiente no es la mejor desde hace años y en la actualidad agravó aún más su situación, en la que los ingresos no logran salvar una debacle que parece no tener fin con deudas y juicios millonarios.

Para comenzar, la entidad de Avellaneda tiene una deuda de más de 6 millones de dólares con equipos del exterior: a Defensor Sporting de Uruguay por Carlos Benavídez (quien quedaría libre) le debe 375.000 de la divisa estadounidense. Además se suma el América de México, en la cual el importe es de 5.700.000 dólares por los pases de Silvio Romero y Cecilio Domínguez.

Por otra parte, tiene deudas por futbolistas actuales del plantel como los casos de Lucas Rodríguez -56.000 dólares-. A estos números se le suman los casos de los arqueros uruguayos Sebastián Sosa, 80.000 de la divisa norteamericana, y Renzo Bacchia, 50.000 de la misma moneda por el 50% de su pase.

En lo que refiere a exfutbolistas del rojo, aparecen nombres como Pablo Hernández, quien llegó proveniente del Celta de Vigo y la deuda es de US$500.000. Luego el caso de Gastón Silva, quien recientemente le ganó el juicio a Independiente y ahora deberá abonarle 1.250.000 dólares más 5000 francos suizos. Además, se suma a la larga lista el uruguayo Martín Campaña, quien llegó a un acuerdo por US$ 200.000.

El defensor Guillermo Burdisso espera el pago de 6.750.000 de pesos, mientras que en el listado figura Miguel Brindisi, a quien le adeudan 15 millones de pesos, e increíblemente figura el padre del futbolista Patricio Rodríguez, que exige 10 millones de pesos por una comisión cuando fue transferido al Santos.

El saldo deudor de la institución continua con sus pares del fútbol argentino, ya que a Boca le debe 600.000 dólares y 13.500.000 de pesos por el pase de Pablo Pérez, los derechos de formación de Juan Sánchez Miño (quien arribó de Torino de Italia) y por el mecanismo solidario por Sebastián Palacios -llegó desde Pachuca de México-. Además, se suma Vélez, que exige la suma de US$ 800.000 por el 50% del pase del actual capitán del rojo, Lucas Romero.

Por su parte, Aldosivi espera la increíble cifra de 2.160.000 por Cristian Chávez (actualmente prestado a Almirante Brown en la Primera Nacional), en la que el tiburón le embargó los derechos de televisación a Independiente en 27 cuotas de US$80.000 y hasta el momento cobro 10.

Luego figuran Tigre, Belgrano, Talleres, San Telmo y Villa Francia, por derechos de formación de varios futbolistas.

Como si todo esto fuese poco, Independiente se encuentra a la espera de las resoluciones de cuatro juicios en los cuales incluye a tres exjugadores y a Jorge Griffa, quien fue coordinador de inferiores.

En los casos de juicios, el de más relevancia es el de Gonzalo Verón, quien reclama un valor de 6.200.000 dólares y la Justicia hizo un embargo preventivo por 4.800.000. Por su parte, Fernando Gaibor reclamó la suma de 3 millones por ruptura injustificada, Nicolás Figal reclama US$ 375.000 por el 15% de su venta y Rose Holding (empresa de Griffa) hace lo propio por US$2.300.000 por porcentaje de jugadores. En total, Independiente tiene una deuda en dólares de 13.136.000 que puede variar con intereses, mientras que en pesos asciende a 273.950.000 (200 millones son con AFA y AFIP), 250.000 euros y 5.000 francos suizos, sin sumar los montos de los juicios, ya que no están confirmados.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...