Villa declaró que su ex le pidió plata para no denunciarlo y que tuvieron relaciones consentidas

Sebastián Villa, jugador de Boca Juniors acusado de abuso sexual por acceso carnal, negó los cargos y contraatacó.

En su extensa declaración, acusó que su ex pareja le pidió plata a cambio de no denunciarlo, para lo cual le mostró una foto con una nalga moretoneada. "Con esto me arruinaba la carrera”, recordó que le advirtió.

Según el futbolista, las relaciones que tuvo con T. “fueron consentidas. Yo no cometí el hecho que me leyó”.

“Yo conocí a T. en el año 2020 en una de las fiestas que hacia un compañero mío de Boca Juniors. En total fueron unas ocho o nueve veces que tuvimos relaciones consentidas”, explicó ante la fiscal Vanesa González. 

El jugador explicó que su personal de seguridad, apodado Vikingo, llevó varias chicas como “presencia” a una fiesta, entre 15 y 20, y que fueron de “onda”.

Villa contó que bailó con T., luego detalló cómo tuvieron relaciones sexuales y que esa misma noche más tarde él se besó con Florencia. Esta última es la testigo que esa misma noche dijo que el jugador la agredió cuando quiso tener relaciones sexuales con ella sin usar preservativo.

Según su versión, fue T. Quien luego de esa noche lo volvió a buscar y le empezó a pedir ayuda, trabajo concretamente. “Después de eso, ella me mostró una foto de una nalga morada, yo le pregunto qué le pasó ahí, entonces ella me dice que puede decir que había sido yo y que con eso me arruinaba la carrera. Entonces yo le digo que cómo me va a hacer una cosa así a mí, que yo siempre la había ayudado. Pero me dijo que esperaba que la ayudara en esto”. 

“Le pregunté en qué ayudarla y me dijo 'en mis cosas'. Entonces le digo 'T., tu sabes que yo siempre te hable claro, siempre fuimos amigos, no se por qué lado te estas metiendo'", continuó.

 Incluso, dijo que luego un tal “Federico” llamó a su representante exigiéndole plata a cambio de no hacer la denuncia.

Sobre los chats y fotos que le exhibió la fiscal, el jugador dijo que las de los golpes corresponden a otro momento posterior a esa noche y del que él no tuvo participación. "Vikingo me dijo que se habían ido a otra fiesta, probablemente se lo haya hecho otra persona", agregó. 

En cuanto a los chats que hubo entre la denunciante y el jugador en privado por Instagram, aclaró que su cuenta verificada es otra, no esa que expuso la víctima.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...