Urtubey: cuando la frivolidad no resiste un solo archivo

Hay ciertas circunstancias en la vida de las personas que hacen necesarios algunos cambios en los esquemas de conducta y pensamiento. Esa dinámica es la responsable de que, en más de una oportunidad, tengamos que migrar hacia otras ideas y opiniones sobre los aspectos que marcan a la sociedad. Pero la historia (o los archivos) siempre se encargan de señalar si esos cambios en la forma de ser y hacer, van de la mano con un estilo legítimo, auténtico y justificado. Es la historia, en definitiva, la que se encarga de dar un veredicto ineludible, exponiendo la mentira por sobre la realidad de las cosas que sucedieron.
Desde este razonamiento se puede decir, sin miedo a equivocaciones, que el exgobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey ha perdido la brújula y subestima de una forma atroz, no solo la historia reciente que lo condena, sino también el intelecto de cada uno de los salteños.
Tal vez en un intento por retomar posiciones políticas a nivel nacional, después de una gestión que le dejó a la provincia un déficit de obra pública, empleo, desarrollo y educación; un préstamo en dólares que llegó en pesos y un fondo de reparación al que le faltan varios proyectos supuestamente terminados, Urtubey aparece en la televisión dando cátedra de política y de gestión.

Siempre ágil y verborrágico, no desaprovecha oportunidad para aparecer al lado de cualquier figura política en costosos espacios de exposición mediática, lejos de Salta, pero cerca de las luces de Buenos Aires o los grandes conglomerados donde poco y nada conocen de él.
Así se lo vio junto a Monzo, Frigerio, Morales, Wado de Pedro, Schiaretti y otras personalidades, siempre como la figura salvadora del mediador antigrieta, aunque fue un kirchnerista acérrimo y luego “un peronista de Macri y de Vidal” como alguna vez lo dijo. Pero esta ambivalencia tan propia de Urtubey ya no sorprende, aunque resulta saludable recordar que la historia (o los archivos) nunca pierden vigencia.

Anoche, en una de sus raudas y frecuentes apariciones en la televisión nacional, Urtubey estuvo al lado de Milei (la figurita que le faltaba). En el programa “Viviana con Vos” que se emitió por A24, el exgobernador de Salta le dijo a la conductora Viviana Canosa, con un apabullante cinismo y falta de vergüenza, que “mientras fui gobernador no hubo planes sociales”.


Haciendo gala de una desmemoria selectiva, Urtubey se olvidó que fue durante su gobierno que muchos niños murieron por desnutrición en las comunidades del norte salteño y que, a falta de un plan coherente para combatir el problema, no se le ocurrió otra cosa que tirarle comida a la gente desde el helicóptero. Sí... como si fueran perros le tiraban comida a los originarios. Y mientras el helicóptero despegaba, la gente se peleaba en una escena apocalíptica por conseguir un poco de arroz y de azúcar. Vaya este aporte para facilitar el trabajo de la historia.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...