Tartagal: La empresa 13 de Junio le ganó un juicio millonario al municipio

Los usuarios del transporte urbano de Tartagal pagan desde el inicio de este mes $90, el boleto urbano más caro de la Argentina, a la empresa 13 de Junio (que concentra la mayoría de los recorridos), y ahora también deberán pagarle un juicio millonario. La transportista es de propiedad del abogado Víctor Hugo Belmont, quien dio la información a través de los medios de Tartagal, pero no quiso cuantificar el monto de la sentencia. Lo que sí precisó es que la cifra será "el equivalente a un millón de pasajeros".

A la noticia se suma el hecho polémico de que la asesora legal del municipio, la abogada Irene Velázquez, funcionaria que emitió el dictamen para que los concejales de Tartagal, en forma más que expeditiva, determinaran en febrero pasado el aumento del boleto a $45, forma parte del bufete de abogados de Belmont en Tartagal.

Pero más allá de las elucubraciones políticas, como Belmont explicó, la Corte de Justicia lo notificó días atrás del fallo que lo favorece a él y a su empresa de transporte de pasajeros.

De este modo, como reza el principio romano "dura lex sed lex" (la ley por dura que sea es ley), las arcas del municipio deberán cumplir con el fallo judicial aún sorteando la bronca de los usuarios por el mal servicio que presta la empresa 13 de Junio, por pagar $90, 4 veces el precio que se paga en Buenos Aires y casi el doble que en la ciudad de Salta.

Lo que en Tartagal resulta insólito y que nunca fue materia de debate es el hecho de que Urkupiña, otra de las empresas que realiza un solo recorrido urbano pero tiene a su cargo el servicio interurbano entre Tartagal y General Mosconi, hasta Vespucio y Coronel Cornejo inclusive, les cobra a los pasajeros que toman esas unidades en la avenida 20 de Febrero -denominado circuito único porque por ahí entran y salen todas las unidades interurbanas- la suma de $50 pesos para trasladarlos hacia Villa Saavedra y los otros barrios que están en la zona sur de Tartagal. Cuarenta pesos menos.

Interurbano $50; urbano $90

Efectivamente, el costo del boleto entre los dos municipios es de $50 y dentro de la ciudad es de $90. Lógicamente, los usuarios en ese sector abordan las unidades de Urkupiña porque no solo les cobran casi la mitad, sino que las unidades están en mejores condiciones y al ser interurbanas, cumplen mucho más con los horarios establecidos. Ese fue básicamente el argumento en el que se basa el fallo que obligará a la comuna tartagalense a pagar un millón de pasajes a la empresa 13 de Junio. La demanda que en su momento realizó Belmont fue no solo contra el municipio de Tartagal, sino también en contra de Urkupiña, pero perdió esa demanda. No así la acción contra la comuna que, como el mismo Belmont afirma, tendrá que pagarle una suma varias veces millonaria. Si lo que demanda es el equivalente a un millón de pasajes no vendidos con un costo de 90 pesos actuales, estaría reclamando la suma de 90 millones de pesos.

“Sergio Leavy (cuando era intendente) permitió la usurpación de líneas y la precarización del servicio. Si no hubiera sido por eso, en 13 de Junio ya tendríamos 10 unidades nuevas”, aseguró el empresario del transporte Belmont
 

Consultado por medios locales sobre el aumento de tarifas que tanto revuelo produjo pero que los usuarios tienen que abonar porque así lo decidió la mayoría oficialista del deliberativo comunal, Belmont consideró que "fue una actitud muy seria y responsable por parte del Ejecutivo municipal y del Concejo Deliberante porque de no darse el aumento hubiéramos parado el servicio, ya que no recibimos la misma cantidad de subsidio que recibe la ciudad de Salta".

"Las motivaciones a las críticas son absolutamente políticas y hay que tratarlas como de quien vienen", consideró el exlegislador por el departamento San Martín y responsabilizó de la situación al exintendente de Tartagal: "Sergio Leavy permitió la usurpación de líneas y la precarización del servicio. Si no hubiera sido por eso en 13 de Junio ya tendríamos 10 unidades nuevas", aseguró el empresario del transporte.

Belmont precisó además que "ahora, la Municipalidad va a tener que afrontar el pago de sumas millonarias en concepto de indemnización, ya que el pasado 2 de agosto la Corte de Justicia me notificó del fallo por la demanda que yo le inicié al municipio. En uno de los párrafos dice que la Municipalidad no hizo absolutamente nada para detener la usurpación ilegal por parte de la empresa Urkupiña y que las actas que presentó la comuna, precisamente, no controlaron nada".

Con la sentencia favorable para Belmont se escribe otro capítulo más en Tartagal en relación al servicio más caro del país por el que el municipio -es decir todos los contribuyentes- deberán abonar sumas exorbitantes, porque como lo afirma el abogado, los letrados municipales -varios provienen de la gestión anterior a los que se sumó Irene Velázquez- no pudieron encontrar los medios legales para defender los intereses de la comuna.

 

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...