Crimen de Darío Monges: ¿vínculos con narcos, espía o doble agente?

En Darío Esteban Monges, el comerciante de 40 años que el 3 de septiembre fue hallado dentro de su camioneta, estacionada en una calle del barrio El Círculo, con cinco tiros en la cabeza, perfiles de un asesor político, empresario exportador e importador, agente de seguridad y espía se mezclaron con vínculos con una banda de narcotráfico, contrabando, lavado de dinero, trata y sicarios de Orán.

El fiscal penal Rodrigo González Miralpeix dispuso una estricta reserva de actuaciones, y la Unidad de Graves Atentados contra las Personas sigue manteniendo bajo llaves la investigación a la que, según se anunció días atrás, se sumará la Unidad Federal que encabeza en Salta el fiscal general Eduardo Villalba.

Mientras ello sucede, este medio consultó distintos registros y fuentes para conocer los trasfondos de la vida del falso abogado que el 1 de junio visitó al sicario Oscar Alberto Díaz en la cárcel de Orán, donde fue autorizado a ingresar como supuesto asesor comisionado por la Secretaría de Seguridad de la Provincia.

En el reverso de la credencial está la firma de Francisco Lagos.

En realidad no fue esa la primera vez en que Monges se hizo pasar por funcionario de Seguridad. A mediados de 2019, en el contexto de una disputa vinculada con los terrenos que tiene la manzana de Lamadrid, Lola Mora, 10 de Octubre y el pasaje Zaporta, a metros del Centro Cívico Municipal de la capital salteña, en el barrio Agua y Energía, Monges se presentó una mañana en la comisaría segunda como funcionario del Ministerio de Seguridad de la Nación e hizo llamar a una sargento que allí se desempeñaba. Eran las 8.10 cuando Monges le dijo que la estaban investigando como presunta integrante de una red de estafa y que tenían una escucha telefónica en la que ella amenazaba a una tercera persona, a la vez que defendía a una de sus hermanas, quien también era una supuesta integrante de aquella banda. Según la denuncia que esa misma noche la suboficial de Policía radicó contra Monges por coacción, el supuesto funcionario de Seguridad la acusó a ella y a una hermana que trabajaba en un estudio jurídico de "estafar a un intendente amigo" y a otras personas afectadas. En la presentación, que recayó en la Fiscalía Penal 5, la sargento agregó que Monges le manifestó que si se devolvía el dinero que a cada uno correspondía "la dejarían afuera de la causa". Curiosamente, en registros de Edesa y del municipio capitalino, Monges aún figura como responsable del servicio eléctrico de esos terrenos.

Por aquellos mismos tiempos Monges, quien en las bases de datos de la Justicia figura como denunciante y denunciado en una llamativa cantidad de denuncias radicadas por hurtos, robos, amenazas, violencia de genero y rapto, protagonizó otro hecho de gravedad inaudita. Un día ingresó al propio Ministerio de Seguridad de la Provincia e hizo trámites reservados con una credencial que lo acreditaba como funcionario del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos y asesor del Programa Nacional de Protección a Testigos y Víctimas. No es un detalle menor señalar que ese programa tiene actualmente cerca de 300 familias protegidas con nuevas identidades, cambios de residencia y soportes habitacionales e incluso económicos que son totalmente secretos. Hay imputados colaboradores testigos que fueron gravitantes en causas por narcotráfico, lavado, trata y corrupción, e incluso hasta algunos agentes que se infiltraron en organizaciones criminales transnacionales. Después de que Monges entrara a la cartera de Seguridad de la Provincia, desde el organismo se consultó a Francisco Lagos, quien en ese momento dirigía el Programa Nacional de Protección a Testigos y Víctimas, designado por la gestión macrista. Hubo mucha preocupación y respuestas que nunca terminaron de cerrar, porque si bien en un primer momento Lagos negó la vinculación, con posterioridad trascendió que Monges había llegado a tomar parte de reuniones que convocó quien era en ese momento ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano.

El 3 de septiembre Monges apareció muerto en barrio El Círculo.

Asesor político

El perfil político es sobre el que más se habló en los últimos días, ya que Monges fue un cercano colaborador del exdiputado Mario Moreno, que trabajó también con su hermano mellizo, el intendente de Vaqueros, Daniel Moreno. De hecho, fuentes del ambiente artístico señalaron que Monges habría sido el referente de la organización que hizo subir a los policías que cortaron la actuación de Oscar "El Chaqueño" Palavecino, en la madrugada del 17 de junio, desatando el enojo del popular folclorista.

Mario Moreno, reconocido dirigente del partido Memoria y Movilización, lo recordó días atrás como un amigo que lo acompañó en la última campaña electoral y con quien trabajó desde las escuelas municipales en la promoción del boxeo. En los últimos comicios, Monges fue candidato suplente a concejal capitalino en la lista de Memoria y Movilización Social que el hermano del intendente vaquereño encabezó como aspirante titular en primer término, aunque el titular de ese partido, Martín Avila , declaró en algún medio luego del asesinato del colaborador político que Monges no pertenecía ni era afilado de Memoria y Movilización.

Mario Moreno también acotó, ante consultas de los medios, que Monges en el último tiempo había estado trabajando en habilitaciones de negocios y que tenía muchos vínculos políticos.

El perfil empresario de Monges

Efectivamente, Darío Esteban Monges había constituido el 2 de septiembre de 2020 la firma Mongext SAS, con sede social en Pellegrini 895, departamento 7B, de la ciudad de Salta. Fue esa la primera de una serie de sociedades de acciones simplificadas que lo tuvieron como socio único a él y, en el caso puntual de la jujeña Norfish SAS, a su hermano, el exfutbolista Damián Antonio Monges.

En esta última empresa, que se conformó el pasado 3 de enero, con sede social en ciudad de El Carmen (Jujuy), el comerciante cuyo asesinato hoy se investiga era el administrador suplente.

Un año antes, el 22 de enero de 2021, Darío Monges había inscripto otra sociedad de acciones simplificadas, Surix SAS, también con sede social en Pellegrini 895, departamento 7B, de la ciudad de Salta. En esta firma fue designado administrador suplente Víctor Alejandro Tolaba.

"Objetivo"

El principal objetivo comercial declarado en las tres empresas coincide en la producción, transporte, almacenamiento, exportación e importación de toda clase de alimentos. En Mongext, firma en la que fue designado como administrador suplente Agustín Ortiz, el objetivo declarado es algo más específico en cuanto a la producción, acopio, exportación e importación de granos, legumbres, oleaginosas, además de otras materias primas y productos agropecuarios.

El pasado 16 de abril Darío Monges había sido designado como gerente de la empresa Todo Para su Motor SRL, firma inscripta con la misma sede social en Salta y en la que estaba asociado con Samuel Alejandro Suasnabar.

 

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...