¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

20°
17 de Abril,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

La finalísima de Boca y Fluminense no se mueve del Maracaná

Hasta ayer se había puesto en duda el escenario para la gran final de la Copa Libertadores del 4 de noviembre, por un reclamo del Flamengo a la Conmebol.
Jueves, 19 de octubre de 2023 22:37

Luego del fuerte reclamo del Fluminense ante la Conmebol, la final de la Copa Libertadores frente a Boca se jugará en el Maracaná, tras la resolución pactada en la reunión entre las dirigencias del xeneize -que tuvo la presencia de Juan Román Riquelme- y del elenco brasileño.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Luego del fuerte reclamo del Fluminense ante la Conmebol, la final de la Copa Libertadores frente a Boca se jugará en el Maracaná, tras la resolución pactada en la reunión entre las dirigencias del xeneize -que tuvo la presencia de Juan Román Riquelme- y del elenco brasileño.

Por la tarde, la sede fue ratificada a los finalistas en la reunión entre Conmebol, AFA, CBF y los representantes de los clubes.

"Alineamos los detalles de esta gran fiesta deportiva que se vivirá en Río de Janeiro el próximo 4 de noviembre en el mítico estadio Maracaná", declaró Alejandro Domínguez confirmando que la final tiene sede oficial.

Más temprano, la CONMEBOL recibió un reclamo de parte del Flamengo por el uso del estadio Maracaná que puso en duda su participación de la final única de la competencia, donde el equipo "Rubro Negro" exigió que se le ceda la infraestructura para el partido que tiene previsto frente al Red Bull Bragantino por el Brasileirao este 28 de octubre, pero desde CONMEBOL quieren apropiarse del Maracaná desde el lunes 23 del corriente para poder hacer los preparativos correspondientes para la gran final.

Esto desató el enojo del club rojinegro ya que por esta misma razón tuvo que mudar el encuentro de este miércoles 25 de octubre frente al Goias al Estadio Municipal General Raulino de Oliveira de Volta Redonda, una ciudad ubicada a 150 kilómetros de la famosa metrópolis carioca.

A su vez, Flamengo exigió tener más palcos que Boca y Fluminense por ser los "verdaderos" dueños del estadio.

Inmediatamente, el presidente de CONMEBOL, Alejandro Domínguez, le advirtió al presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol, Ednaldo Rodrigues, que de no haber una solución inmediata para este conflicto le quitará al Maracaná la posibilidad de ser la sede del partido más importante del año en Sudamérica.

Finalmente, se comunicó que hubo una resolución, luego de la reunión pactada entre las partes y no habrá modificación en el escenario que consagrará al próximo campeón de la Libertadores.

Las 20 mil localidades cedidas al equipo xeneize ya fueron vendidas.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD