¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

11°
20 de Abril,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Grooming: conocer cómo opera un acosador para proteger a los niños

Los contactos son online, pero pueden llegar al contacto real.
Domingo, 19 de noviembre de 2023 02:37

El grooming es una forma de acoso en la que un adulto se pone en contacto con un niño, niña o adolescente con el fin de ganarse su confianza para luego involucrarlos en una actividad sexual, normalmente online, aunque también puede llegar a darse un encuentro sexual real.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

El grooming es una forma de acoso en la que un adulto se pone en contacto con un niño, niña o adolescente con el fin de ganarse su confianza para luego involucrarlos en una actividad sexual, normalmente online, aunque también puede llegar a darse un encuentro sexual real.

El adulto acosador va aislando a su víctima de su red de apoyo para generar un ambiente intimidatorio del cual el menor tenga problemas para salir.

En el medio online, los acosadores se hacen pasar por menores e incluso utilizan un lenguaje de la edad de los niños, niñas y adolescentes a los que acosan.

Save the Children advirtió que el grooming es mucho más común de lo que se puede llegar a pensar. Hay países donde 1 de cada 5 menores fueron víctimas de este tipo de acoso.

El grooming online tiene una serie de fases para detectarlo y prevenirlo:

- La creación de un vínculo de confianza.

- El aislamiento de la víctima.

- La valoración de los riesgos: el agresor tiende a asegurar su posición, preguntando a la víctima si alguien del entorno de ésta conoce su existencia.

- La introducción de conversaciones sobre sexo de manera paulatina.

- Las peticiones de naturaleza sexual: este es el objetivo final del grooming: en esta fase el criminal usa la manipulación, amenazas, chantaje o la coerción para que la víctima proporcione algún contenido sexual.

- La forma más eficaz de luchar contra el grooming es a través de la prevención, con educación y formación de los menores en este tema.

Sexting

El sexting es una práctica de riesgo que puede involucrar tanto a menores como a personas adultas. Consiste en enviar a través del teléfono móvil u otro dispositivo con cámara, fotografías o videos producidos por uno mismo con contenido sexual. El riesgo está en que una vez enviados estos contenidos, pueden ser utilizados de forma dañina por los demás.

El sexting se distingue por estas características:

- Voluntariedad: los mensajes, imágenes y videos son creados por sus protagonistas y enviados inicialmente por ellos mismos a otras personas.

- Carácter sexual: los contenidos tienen una clara connotación sexual.

- Uso de dispositivos tecnológicos.

- También es posible que el envío de este tipo de contenidos sea involuntario, ya que otra persona puede utilizar el dispositivo en el que están almacenados los archivos y reenviarlos o que la víctima sea grabada sin consentirlo.

Para prevenir el sexting se recomienda:

- Promover el cuidado de la privacidad, especialmente en los menores: es necesario hacerlos partícipes de las implicaciones y riesgos que supone no proteger su privacidad.

- Concientizar a los menores de la peligrosidad del sexting, tanto como protagonistas de los contenidos como receptores de éstos.

- Desarrollar la autoestima y las habilidades sociales: saber decir no y defender sus argumentos de forma adecuada les permitirá no ceder ante la presión social.

- Conocer las opciones de privacidad y seguridad: configurar correctamente los dispositivos y aplicaciones para evitar perder el control de la información que guardan.

- Facilitar un ambiente de confianza para que el menor sea capaz de pedir ayuda cuando lo necesite.

Stalking

Es una forma de ciberacoso en la que una persona persigue a otra, ya sea ésta mayor o menor de edad, de manera obsesiva a través de mensajes, llamadas u otros medios. Con la aparición de las redes sociales, esta clase de delito, que en algunos países aún no está debidamente tipificado, se hizo cada vez más común y peligroso.

La personalidad del estalqueador o estalqueadora, en general, tiene rasgos psicopáticos con tendencias hacia la perversión, en algunos casos, o a la perversidad, en otros.

Con la llegada de Internet este delito se ha agravado debido a que es mucho más fácil conseguir información de las personas.

Para prevenir ser víctima de stalking a través de Internet es recomendable:

- Tomar conciencia sobre los riesgos a los que nos expone este ciberdelito y ayudar a otros, en especial a adolescentes, a prevenir estas situaciones.

- Dar y hacer pública la mínima información personal posible en las redes sociales o a través de cualquier programa o aplicación virtual.

- Configurar adecuadamente las opciones de privacidad de nuestros dispositivos y aplicaciones.

- Utilizar contraseñas robustas para evitar que los cibercriminales tengan acceso a nuestra información.

 

Temas de la nota

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Temas de la nota

PUBLICIDAD