¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

20°
28 de Febrero,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Salvador Mazza: Atentaron con explosivo contra la familia de un policía federal

Hubo dos heridos por la explosión: la madre y el padrastro del suboficial. El atentado de tinte narcoterrorista ocurrió ayer a la 1 de la madrugada.
Lunes, 06 de noviembre de 2023 08:40

Dos narcosicarios que se movilizaban en una motocicleta atentaron ayer en horas de la madrugada contra una vivienda donde habita un policía federal y su familia en la localidad de Salvador Mazza.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Dos narcosicarios que se movilizaban en una motocicleta atentaron ayer en horas de la madrugada contra una vivienda donde habita un policía federal y su familia en la localidad de Salvador Mazza.

El brutal atentado explosivo arrojó el saldo de dos personas mayores heridas, quienes se encontraban en una habitación de la casa. El sicario lanzó desde la vereda el artefacto explosivo con pericia y precisión asesina, ya que la vivienda es totalmente cerrada y no permite visualización alguna desde la calle y el artefacto habría estallado sobre el techo de chapas de la habitación de las personas mayores.

La detonación del explosivo, que se cree fue una granada, se produjo en un inmueble ubicado en la calle Santiago del Estero, del barrio Ferroviario. Los heridos fueron derivados al hospital Juan Domingo Perón de Tartagal, sin riesgo de vida.

Con total hermetismo las investigaciones las lleva adelante personal de la Policía de la Provincia de Salta y las pericias las está realizando el personal especializado de Bomberos, División Explosivos, informaron.

El matrimonio compuesto por Gladys Camacho (58) y José Laguna (68), residentes en el barrio Ferroviario de la localidad fronteriza, resultó con heridas múltiples, tras la violenta explosión que no produjo fuego sino la deflagración de cientos de esquirlas que quedaron estampadas sobre lo alto de una de las paredes de la vivienda, por lo que se cree fue una granada militar o un explosivo de fabricación casera, con metralla o esquirlas en su interior.

En la vivienda estaban, además de la pareja herida, el suboficial José Ariel Camacho y un adolescente de 15 años, hijo del padrastro del efectivo federal, quien resultó ileso.

La gravedad del suceso enmudeció a los referentes de las distintas fuerzas. Ninguno quiso dar su parecer sobre el hecho y su posible móvil, aunque todos hablan ya de un mensaje aterrador, de un grupo narcoterrorista. Es la primera vez que un grupo delictivo o cartel utiliza un artefacto de este tipo, suelen producirse balaceras y enfrentamientos con armas automáticas pero no de este tipo, dijo una fuente.

El informante aseguró que el uso de granadas militares no es extraño del lado boliviano, ya que hubo un violento ajuste hace unos años en el que los sicarios, además de balear a la víctima, le arrojaron varias granadas de mano en la vía publica en Yacuiba, recordó.

En tanto, el fiscal Armando Cazón prefirió no dar detalles de la investigación y solo confirmó que convocó a la División Bomberos, donde como jefa se desempeña la ingeniera en siniestros Lorena Chávez, Criminalística y a otras divisiones para peritar en el lugar de los hechos ubicado en dirección al acceso oeste de la localidad de frontera.

Pudo ser una tragedia

Mientras la Justicia intenta dar con los autores del atentado que sufrió la familia Camacho Laguna, El Tribuno estuvo presente en el momento del arribo de las víctimas al hospital Juan Domingo Perón de Tartagal, en la mañana de ayer. Mediante cámaras de seguridad ubicadas en las cercanías, los investigadores intentan identificar a dos sujetos que a bordo de una moto llegaron a la casa y arrojaron el artefacto explosivo.

Las actuaciones las lleva el fiscal con jurisdicción en Salvador Mazza Armando Cazón y pasarán indefectiblemente a la Justicia Federal por dos razones concretas: por tratarse de un arma de guerra el artefacto utilizado en el hecho y porque el damnificado es un agente de la órbita federal.

En la tarde de ayer hubo en la zona de frontera diversas reuniones entre los mandos de las fuerzas de seguridad e inteligencia que operan allí, mientras las versiones populares hablan de un mensaje claro y contundente de un tiempo de terror que se avecina.

Quedaron sin palabras

El atentado con tintes mafiosos enmudeció la opinión pública. Hasta la fecha atentados hubo cientos pero siempre con armas automáticas e incluso bombas caseras de combustible, llamadas cóctel Molotov. Esta vez las mafias reinantes utilizaron para la intimidación una granada militar, la que fue lanzada con pericia hacia uno de las habitaciones de una vivienda ubicada en el barrio Ferroviario de la localidad de Salvador Mazza.

El móvil del brutal y terrorista atentado no fue definido aún. Se investigan varias líneas y en ello están trabajando unidas todas las fuerzas de seguridad e inteligencia que operan en ambos lados de la frontera. Un hecho muy grave.    

Temas de la nota

PUBLICIDAD