¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

19°
5 de Marzo,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Vecinos de zona norte se quejan por la velocidad de los Saeta

Radicaron denuncias en la Policía y en la AMT por la rotura de vidrios y el tierral que levantan.
Viernes, 17 de febrero de 2023 01:33

Carmen del Valle Pastrana y Meri Sivila no pueden con el fastidio que les genera, por lo menos veinte veces al día, las pasadas de los colectivos de Saeta por el frente de sus domicilios. Las roturas de vidrios, el tierral que levantan y el exceso de velocidad es una constante en el barrio Rincón del Valle ubicado en la zona norte de de Rosario de Lerma.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Carmen del Valle Pastrana y Meri Sivila no pueden con el fastidio que les genera, por lo menos veinte veces al día, las pasadas de los colectivos de Saeta por el frente de sus domicilios. Las roturas de vidrios, el tierral que levantan y el exceso de velocidad es una constante en el barrio Rincón del Valle ubicado en la zona norte de de Rosario de Lerma.

El resto de los vecinos reclaman lo mismo. Detallan cómo los colectivos levantan piedras a su paso como "si estuvieran en una alocada carrera" para trasladar pasajeros de un punto a otro de la ciudad. "A mí me rompieron en tres oportunidades los vidrios de las ventanas. Además la tierra que levantan hace irrespirable el aire. Es peligroso y dañino", reclamó Meri.

La vecina admite que debió pararse en medio de la calle para frenar días pasados a un colectivo. "Pará loco, pará loco, que hay niños en la vereda", recordó que le dijo al chofer de Saeta, que detuvo su marcha ante "el piquete solitario" de la señora Sivila.

Raudamente circulan por esta calle todos los colectivos en los diferentes horarios en distintas frecuencias. Uno de ellos, la tarde del sábado pasado, pasó tan fuerte que levantó varias piedras que fueron a dar contra las ventanas del frente de la casa de Carmen Pastrana, donde ella estaba merendando con sus hijos..

"Por suerte no saltaron los vidrios para adentro. No es la primera vez que sucede, así que decidí denunciar el perjuicio ocasionado a mi casa ante la Autoridad Metropolitana del Transporte (AMT) y la Policía. Pero nadie se comunicó conmigo todavía y los colectivos siguen pasando a gran velocidad, sin importarles la seguridad de los vecinos", reclamó.

La vecina grabó en parte el paso alocado del coche interno 270 del corredor 2. En esta cuadra son cuatro los vecinos afectados por la imprudencia de los colectiveros. En distintas épocas del año las piedras saltan hacia las ventanas, sobre las espaldas de los vecinos que caminan por la vereda y otras llegan a volar hasta el techo de las casas.

Las calles en este sector no están bien mantenidas, a pesar de que todo el año los colectivos circulan por la manzana 9 del loteo. Son varios los vecinos afectados por este problema de rotura de vidrios por alta velocidad de los colectivos. Vanesa, otra habitante de esta parte de la ciudad, advirtió que "los chicos en esta época del año juegan en la vereda. Les hacemos señas a los choferes, pero nos hacen cambio de luces y se ríen".

Los vecinos decidieron hacer un piquete, porque piensan que es la única manera de hacerse escuchar y que alguien ponga freno a este tema. La zona cuenta con varios barrios construidos por organismos del Estado. En estos años la zona norte de Rosario de Lerma ha crecido considerablemente. Hay muchos loteos privados y los caminos rurales le dan paso a calles de nuevos barrios. Son alrededor de 5 mil personas que habitan en esta zona, cada vez más densamente poblada y con colectivos que pasan cada 15 minutos. Y claro está que el tiempo no les alcanza para cubrir los barrios del otro lado de la ruta 36.

 

Temas de la nota

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Temas de la nota

PUBLICIDAD