¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

20°
24 de Abril,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Las extracciones dentales en el gato: todo lo que hay que saber

El procedimiento más corriente de la cirugía oral es la extracción dental, que consiste en remover el diente y en mantener la integridad alveolar.
Sabado, 11 de marzo de 2023 21:17

Normalmente, el principal objetivo de la odontología es preservar los dientes, pero en muchas ocasiones la extracción es el tratamiento de elección debido al tipo o grado de enfermedad. Los dientes enfermos pueden ser un foco de infección que amenaza a otros órganos mediante la bacteriemia. En consecuencia, los dientes enfermos o dañados siempre deberán ser manejados con prudencia. Durante los siguientes 3 a 18 meses posextracción, la cresta ósea alveolar puede experimentar una intensa atrofia. Esta atrofia puede aumentar la predisposición a las fracturas locales. Por tal motivo, el mantenimiento de la cresta alveolar es mejor realizarlo en el momento de la exodoncia, colocando implantes de matriz ósea en todos los sitios de extracciones mayores.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Normalmente, el principal objetivo de la odontología es preservar los dientes, pero en muchas ocasiones la extracción es el tratamiento de elección debido al tipo o grado de enfermedad. Los dientes enfermos pueden ser un foco de infección que amenaza a otros órganos mediante la bacteriemia. En consecuencia, los dientes enfermos o dañados siempre deberán ser manejados con prudencia. Durante los siguientes 3 a 18 meses posextracción, la cresta ósea alveolar puede experimentar una intensa atrofia. Esta atrofia puede aumentar la predisposición a las fracturas locales. Por tal motivo, el mantenimiento de la cresta alveolar es mejor realizarlo en el momento de la exodoncia, colocando implantes de matriz ósea en todos los sitios de extracciones mayores.

Los dientes por lo común son extraídos por movilidad o daño significativos. En la mayoría de los casos, la movilidad es producto de la pérdida de adherencia resultante de la enfermedad periodontal. El trauma por impacto automotor, actividades exageradas con juguetes, lesiones durante juegos o entrenamiento y otros episodios traumáticos con frecuencia causan daños dentales graves no reparables. Algunas anormalidades congénitas y del desarrollo, incluyendo dientes deciduos retenidos, maloclusiones, dientes impactados, lesiones resortivas avanzadas y tumores orales, por citar unos pocos, también pueden justificar la exodoncia. Los signos clínicos asociados con la enfermedad dental comprenden tumefacción facial, tractos exudativos, hinchazón gingival, fracturas de quijada, maloclusiones y dientes deteriorados, móviles y lesionados.

Examen completo

Radiología intraoral: fundamental antes de la extracción, para determinar el alcance de la lesión, el estado del diente y la condición de las estructuras circundantes.

Se indica biopsia de tejido oral e histopatología en los casos en que la tumefacción tisular es evidente, pero no se observan signos de lesión o enfermedad dental. Sin embargo, estos crecimientos están en la profundidad de la raíz dental, lo cual redunda en muestras que no logran capturar el espécimen adecuado, y por ello, el informe histopatológico brindará resultados falsos.

Tratamiento

Se sugieren antimicrobianos y analgésicos preoperatorios, en especial si hay tumefacción u otros signos de dolor.

Contar con un protocolo adecuado de inducción y anestesia, que contemple medicaciones analgésicas. El bloque anestésico local se recomienda para todas las extracciones, prescindiendo de la etiología, pero si el paciente es cooperativo.

Exodoncia: El acceso y la visibilidad convenientes, la instrumentación adecuada y los conocimientos básicos de la anatomía oral y dental son requisitos esenciales para un procedimiento de extracción correcto. Es mejor y más sencillo extraer solo dientes con raíces únicas o seccionarlos en partes de raíz simple. En los felinos domésticos, los únicos dientes de 3 raíces son los 4° premolares superiores, los restantes premolares y molares poseen 2 raíces, excepto el 2° premolar superior, que posee raíz simple similar a incisivos y cúspides.

Un abordaje sistemático para las extracciones respetando los pasos correspondientes, se logran resultados favorables. Después de la extracción se debe revisar que no queden espículas óseas sueltas y el hueso alveloar rugoso debe ser alisado con una lima ósea o una fresa de alta velocidad.

Un postoperatorio más sofisticado se puede tomar radiografías posteriores. Se rellenan los huecos alveolares con matriz ósea. Se puede suturar la gingiva. Pero sea como sea lo más importante es la medicación con antibiótico y analgésico, después de la operación para que no tenga dolor.

PUBLICIDAD