¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

22°
23 de Abril,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

El narco que fingió su muerte: Así trasladaron al penal de Ezeiza al peligroso criminal “Dumbo” 

Raúl Martín Maylín Rivera, jefe de una organización dedicada a la venta de drogas en el barrio Padre Mugica de Villa Lugano, había sido extraditado en noviembre para ser juzgado en Argentina por diversos delitos.
Lunes, 22 de enero de 2024 08:36
Raúl Martín Maylín Rivera, alias "Dumbo", fue trasladado al Complejo Penitenciario Federal I de Ezeiza

A dos meses de ser extraditado desde Perú a la Argentina, el peligroso narco Raúl Martín Maylín Rivera, alias "Dumbo", fue trasladado al Complejo Penitenciario Federal I de Ezeiza donde cumplirá su prisión preventiva a la espera de un juicio oral.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

A dos meses de ser extraditado desde Perú a la Argentina, el peligroso narco Raúl Martín Maylín Rivera, alias "Dumbo", fue trasladado al Complejo Penitenciario Federal I de Ezeiza donde cumplirá su prisión preventiva a la espera de un juicio oral.

En un operativo conjunto entre la Policía Federal Argentina y el Servicio Penitenciario Federal, el viernes se realizó el traslado del narco criminal peruano a una de las cárceles de máxima seguridad del país. Previo a su llegada a Ezeiza, por la mañana se llevó a cabo el ingreso de Maylín Rivera a la Alcaidía de Tribunales (Unidad 28), donde se constató su estado de salud y se procedió a la toma de datos filiatorios.

Maylín Rivera, era el jefe de una organización dedicada a la venta de drogas en el barrio Padre Mugica de Villa Lugano, y tenía pedido de captura internacional por diversas causas de narcotráfico en nuestro país del que había escapado. Fue en Lima, Perú, en octubre de 2022, cuando tras un operativo que incluyó a fuerzas peruanas y a la PFA se lo capturó.

Aprovechó la pandemia y fingió su muerte

“Dumbo”, para evitar a la Justicia y aprovechando la pandemia de coronavirus, intentó engañar a los agentes que estaban tras sus pasos que, tras intensas tareas de investigación, no cayeron en el plan de engaño del narco que había fingido su muerte por Covid-19 con un certificado falso y una lápida con su alias en el cementerio de Flores.

Un año y un mes después de su detención en Perú, en noviembre de 2023, Maylín Rivera fue extraditado a la Argentina, bajo vigilancia de la PFA, en un vuelo de línea.

En Ezeiza, a la espera del juicio oral

El noviembre pasado, “Dumbo” decidió no declarar ante el juez federal número 11 Julián Ercolini, y el Servicio Penitenciario Federal (SPF) se abocó a la tarea de buscar un penal que sea de máxima seguridad y tenga las condiciones adecuadas para alojarlo, dado que allí deberá permanecer, bajo prisión preventiva, hasta la realización del juicio oral. Ezeiza fue el lugar elegido.

Es que el SPF tuvo que analizar las opciones con las que contaba, ya que tanto en las cárceles de Marcos Paz como en Ezeiza hay otros narcos -algunos ya condenados y otros con prisión preventiva- con los que “Dumbo” está enfrentado por pertenecer a bandas antagónicas y podría generar problemas en la población carcelaria y hasta ponerse en peligro su propia integridad física.

Ercolini quiso indagó a Maylli Rivera como autor de los delitos de “comercio de estupefacientes agravado por haber intervenido tres o más personas organizadas, por la intervención de menores de edad y por haberse cometido en inmediaciones de establecimientos donde se realiza actividades deportivas; organización o financiación de actividades relativas al comercio de estupefacientes, su ingreso al territorio nacional y contrabando; y acopio de armas de fuego y municiones”.

El narco más buscado de Argentina

Por estos mismos delitos, a principios de septiembre último 18 integrantes de la banda que comandaba “Dumbo” y otros dos que eran menores de edad, entre ellos su hijo, fueron declarados responsables de los delitos que se les imputaron.

El arresto de “Dumbo” (42), quien era considerado el narco más buscado de la Argentina y por quien el Gobierno nacional ofrecía una recompensa de cinco millones de pesos, se concretó la madrugada del 28 de octubre de 2022 en Parque San Silvestre, en la capital de Perú.

Mientras estuvo prófugo, un abogado particular se presentó ante el juez Ercolini y presentó un certificado de defunción de Maylli Rivera, pero los investigadores descubrieron que se trataba de un documento falso y que la intención fue fingir su muerte para evitar que lo siguieran buscando.

La red de “Dumbo”

Para los investigadores que trabajaron bajo las órdenes del fiscal Diego Iglesias, a cargo de la Procunar, la organización de “Dumbo” tenía dominio territorial en un sector del barrio “Padre Mugica” -especialmente en inmediaciones de la platea 11-, en el asentamiento “Bermejo” del barrio de Villa Lugano y en el Barrio 1-11-14 del Bajo Flores, al menos entre noviembre del 2018 y octubre del 2022.

“La comercialización de drogas se habría llevado a cabo en diferentes puntos de venta establecidos en el barrio ‘Bermejo’, especialmente en inmediaciones de un pasillo con forma de L, al que se ingresa por la calle sin nombre que nace en Av. Castañares. Dicha actividad sería realizada en las inmediaciones del jardín de infantes del barrio ‘Bermejo’, del comedor comunitario del barrio y la cancha de futbol a la que acuden los menores que frecuentan el lugar”, señalaron los pesquisas.

Además, establecieron que la venta de la droga era realizada por menores de edad, para evitar sospechas y que, en caso de ser descubiertos, no pudieran ser detenidos por ser considerados inimputables.

Para los investigadores, la banda ejercía un total control en la circulación tanto de los vecinos como de los vehículos dentro del barrio, con el fin de evitar el ingreso de efectivos de las fuerzas de seguridad.

Se manejaba con custodios fuertemente armados

“Se manejaban con custodios -fuertemente armados con armas de fuego, las cuales portaban entre sus ropas y exhibían de forma intimidante-, los que brindaban seguridad dentro del barrio para realizar la actividad. Como parte del control ejercido por la asociación, en la zona utilizaban tachos de basura, heladeras y/o sillones colocados en las calles para impedir el ingreso de vehículos”, dijeron los fiscales en su dictamen.

Las tareas de inteligencia que llevaron a cabo los investigadores permitieron establecer que los integrantes de la banda ocupaban varios departamentos en la “Platea 11″ donde fraccionaban la droga y guardaban las armas y el dinero.

“La venta se hacía en dos turnos durante las 24 horas, los siete días de la semana”, dijo uno de los pesquisas, quien agregó que la banda “tenía un alto grado de organización, con la participación de los denominados ‘satélites’ y ‘marcadores’ que alertaban a los vendedores sobre el ingreso de policías y personas sospechosas”.

Durante los allanamientos en los que fueron detenidos los integrantes de la organización, muchos de ellos ya condenados, los investigadores secuestraron una importante cantidad de droga, como así también un arsenal, compuesto por escopetas tipo Ithaca; pistolas ametralladoras FMK3; revólveres de distintos calibres, pistolas, silenciadores y chalecos antibalas, entre otras.

Temas de la nota

PUBLICIDAD