¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

14°
12 de Abril,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

En la actual temporada de lluvias cayeron 283 milímetros más que la anterior

De un año a otro, las precipitaciones en Salta pasaron de registros muy por debajo de la media a excesivos.De acuerdo a la base de datos, entre diciembre del 2023 y febrero de este año cayeron 727 milímetros en la ciudad.
Domingo, 03 de marzo de 2024 02:11

La actual temporada de lluvias registra valores de precipitaciones para los meses de diciembre, enero y febrero muy por encima que la anterior, los cuales alcanzan los 283 milímetros, casi lo que llueve en la media de dos meses del verano.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

La actual temporada de lluvias registra valores de precipitaciones para los meses de diciembre, enero y febrero muy por encima que la anterior, los cuales alcanzan los 283 milímetros, casi lo que llueve en la media de dos meses del verano.

Si bien el registro de las precipitaciones para diciembre de 2023, enero y febrero de este año están por encima de la media histórica para estos meses, la enorme diferencia con el año pasado se explica en que en la temporada pasada el territorio provincial estuvo afectado por una histórica sequía y registró valores por debajo de lo normal.

Los actuales valores de precipitaciones estuvieron también condicionados por las temperaturas registradas y el cambio en las condiciones climáticas regionales que llevaron a un corrimiento de lo que se conoce como la corriente Alta Boliviana de la zona cordillerana al centro de la provincia.

En la actual temporada, el mes de diciembre de 2023 registró precipitaciones por 217 milímetros, mientras que en enero pasado cayeron 207 milímetros y febrero, que recién terminó, 303 milímetros. Entre los tres meses, el registro fue de 727 milímetros.

En tanto que en la temporada anterior cayeron 111 milímetros en diciembre de 2022; 198 milímetros en enero de 2023 y 135 milímetros en febrero del año pasado; lo que dio un total para los tres meses de 444 milímetros, es decir, 283 milímetros menos.

Los datos, aportados por el observador meteorológico Edgardo Escobar, basados en los registros de la estación meteorológica Salta con base en el aeropuerto internacional Martín M. de Güemes, marcan el fuerte contraste de una campaña a otra.

En este marco, es oportuno poner en perspectiva las medias históricas de precipitaciones para cada uno de los meses relevados. De esta manera, en diciembre la media histórica de precipitaciones fue de 141,1 milímetros; la de enero, 205 milímetros; y la de febrero, de 152 milímetros.

Para entender estos cambio en el clima, Escobar explicó que "si revisamos el pronóstico trimestral nos anticipa precipitaciones para marzo y abril por debajo de lo normal; pero si veíamos las del año pasado, nos decían lo mismo para diciembre, enero y febrero, además de temperaturas por encima de lo normal".

Indicó que eso era lo que se venía viendo de la mano del fenómeno del Niño en el Valle de Lerma. No obstante, dijo que "hubo un pequeño cambio de la temperatura en el océano Pacífico a la altura de Chile y eso ha cambiado la circulación del Alta Boliviana, que tenía que estar más desplazada sobre la cordillera, sobre el norte de Chile para la época de El Niño".

"Pero al haber estos pequeños cambios, el Alta Boliviana no ha estado ahí, sino que se vino al Valle de Lerma, como si fuese algo normal. Y tuvo más fuerza y generó mucha lluvia", señaló y aclaró que "todas estas lluvias que tenemos, las tormentas, son actividad propia del Alta Boliviana".

Recordó que antes de esta temporada lluviosa hemos tenido tres años bajo la influencia del fenómeno La Niña, durante los cuales los pronósticos habitualmente estipulan lluvias para el verano. "Pero el año pasado estuvimos por debajo de lo normal, había un déficit en esos tres años de La Niña de más de 300 milímetros, muy marcado".

"Esto se debe -explicó- a que no era una Niña verdadera, era como una falsa Niña; de la misma manera que el verdadero Niño es un Niño Canónico, y el que es parecido pero no igual es un Niño Modoki, que es lo que estamos teniendo ahora, el cual se asemeja más a la Niña, porque da mucha lluvia". En definitiva, expuso que este es un año muy lluvioso: "Si nos vamos a los últimos 30 años, este es el más lluvioso".

Qué esperar

De cara a lo que será el mes de marzo, Escobar anticipó que para este mes el servicio nacional de meteorología está pronosticando hasta ahora que las precipitaciones van a estar por debajo de lo normal, "pero hay que ver las actualizaciones para saber si no hay cambios para los meses de marzo y abril".

"Analizando el océano Pacífico a la altura de Chile veo que desde la segunda mitad de diciembre se comenzó a enfriar y por eso cambió toda la circulación. Estaba caliente y entonces venían temperaturas altas y pocas lluvias. Pero a mitad de diciembre comienza a ingresar agua fría de la corriente de Humboldt, que no llega hasta el centro de Chile sino hasta el norte nada más, a la altura de Salta", reveló.

El experto en clima dijo que "por eso cambió la circulación y las condiciones del clima: teníamos mucha sequía porque teníamos agua caliente". "Pero ahora hay una corriente de aguas calientes nuevamente que se llaman Ondas Kelvin, que se vienen acercando hacia la costa de Chile, no sé si llegarán", advirtió.

Un año de muy altas temperaturas en Salta

Pero no solo en cuanto a precipitaciones se batieron récords esta temporada, también el 2023 fue el año más caluroso de los últimos 40 años y en diciembre pasado se registró la temperatura más alta de los últimos 40 años, con 39,6 grados.

De acuerdo a los datos aportados por el meteorólogo Edgardo Escobar, en diciembre último la temperatura media fue de 22,7 grados, apenas por encima de diciembre de 2022, que registró 22,5 de temperatura media. Ambas estuvieron por encima de la media histórica, que es de 21,5 grados. Pero, además, en 2023 se registró la temperatura máxima para diciembre, y fue cuando el termómetro marcó 39,6 grados. No solo hubo alta temperatura, sino que se agravó por la terrible sequía. 

En enero de 2024, mientras tanto, la temperatura media fue de 22,8 grados, apenas por debajo de la media de enero del 2023, que marcó 22,9 grados y más de un grado por encima de la histórica, que es de 21,4 grados. También en 2023 se registró la máxima temperatura para un mes de enero, que fue de 35,7 grados.

Finalmente, para febrero de este año no hay aún cálculo de la temperatura media, pero la del 2023 fue de 20,8 grados, levemente más alta que la media histórica, de 20,5 grados. El febrero más caliente de la historia, en tanto, fue el de 2010, con una temperatura de 25,1 grados.

Temas de la nota

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Temas de la nota

PUBLICIDAD