¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

14°
23 de Mayo,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

El automovilismo nacional entró en un fuerte frente de conflicto

El Automóvil Club Argentino le retiró a la ACTC el poder deportivo, esto significa que ya no podrá fiscalizar competencias como el Turismo Carretera, el TC Pista o el Top Race.
Martes, 26 de marzo de 2024 22:28

La Confederación Deportiva del Automóvil Club Argentino (ACA), ente responsable del poder deportivo del automovilismo en Argentina, anunció mediante un comunicado oficial la decisión de retirar el poder deportivo selectivo otorgado previamente a la Asociación Corredores Turismo Carretera (ACTC) para la fiscalización de las categorías Turismo Carretera, Turismo Carretera Pista y Top Race.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

La Confederación Deportiva del Automóvil Club Argentino (ACA), ente responsable del poder deportivo del automovilismo en Argentina, anunció mediante un comunicado oficial la decisión de retirar el poder deportivo selectivo otorgado previamente a la Asociación Corredores Turismo Carretera (ACTC) para la fiscalización de las categorías Turismo Carretera, Turismo Carretera Pista y Top Race.

El comunicado, numerado como 4/2024, emitido por el ACA, establece que la mencionada institución, en su calidad de Autoridad Deportiva Nacional, determinó "revocar el poder delegado a la ACTC en este ámbito". Esta resolución fue notificada a la ACTC de manera oficial y fehaciente.

En el contexto de esta decisión, se destaca que el Top Race optó por retornar a la fiscalización directa por parte del ACA.

Por su parte, las categorías Turismo de Carretera y Turismo de Carretera Pista, que estaban bajo la jurisdicción de la ACTC, quedan afectadas por esta revocación de poder.

La ACTC tuvo un papel relevante en la gestión y fiscalización de diversas categorías del automovilismo argentino, incluyendo el desarrollo de competiciones regionales y zonales como el TC Mouras y TC Pista Mouras, así como la creación y administración del TC Pick Up.

No obstante, esta reciente decisión de del Automóvil Club Argentino implica un cambio significativo en la estructura de poder dentro del deporte motor en el país.

Este acontecimiento también trae a la memoria situaciones pasadas, como la disputa ocurrida en 2001 entre el ACA y la ACTC, que resultó en la reorganización de las competencias y la redistribución de las responsabilidades de fiscalización.

En aquel entonces se acordó el retorno del Turismo Nacional bajo la supervisión del ACA y el otorgamiento del poder selectivo a la ACTC, en un arreglo que guardaba similitudes con el de una Federación de Automovilismo.

PUBLICIDAD