¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

20 de Mayo,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Alpargatas licenció a sus 1.700 empleados

Martes, 10 de julio de 2012 22:08

 Los 1.700 trabajadores de la planta de calzados que la empresa Alpargatas tiene en Tucumán fueron licenciados por 15 días, por una profunda caída en las ventas y la existencia de stock suficiente para afrontar los compromisos comerciales inminentes, destacaron ayer fuentes de la empresa.

Esta es la tercera vez en el año y la cuarta en los últimos nueve meses, que paraliza su producción la fábrica ubicada cerca de Aguilares, a 80 kilómetros al sur de esta capital, pero los empleados no sufrirán descuento en sus haberes porque la medida es tomada como un anticipo de vacaciones de una semana y, la restante, como de capacitación al personal.

El apoderado legal de la Asociación Obrera Textil, Luis Salado, aclaró que “la situación no tiene que ver con las retenciones a las importaciones o algún tipo de traba a la exportación”, aunque trascendió que la decisión está íntimamente vinculada con una sensible reducción de las ventas en Brasil (principal destino de los productos) derivada de la situación económica interna en ese país.

Posición gremial

El gremio informó que esta situación de Alpargatas no se replica en otras empresas del rubro que también funcionan en Tucumán, aunque la situación es considerada preocupante. En ese caso, la fábrica de Aguilares se paraliza por baja de ventas, informó el sindicato de textiles.

Los obreros iniciaron ayer jornadas de capacitación y la próxima semana se adelantarán vacaciones.
“El período de baja o estacionalidad se da generalmente en enero y julio. En el primer mes es menor el impacto, ya que el ritmo de trabajo de la planta coincide con las vacaciones regulares del personal. En julio se determina siempre una semana de suspensiones a raíz de esa estacionalidad. Pero esta vez la medida se debe a la disminución de la venta”, comentó el abogado.

Salado aseveró que Alpargatas supo acudir a las suspensiones de personal en 2007. “Desde 2003 a 2006 no las había llevado adelante”, recordó.

En lo que va de 2012 la empresa frenó su actividad en tres ocasiones, un total de seis semanas. A la de julio se sumaron las dos semanas de abril y también las de mayo.

En la Asociación Obrera Textil expresan preocupación ante el panorama de producción de la firma, aunque reiteraron que esta situación no se extiende a otras textiles que funcionan en la provincia.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

 Los 1.700 trabajadores de la planta de calzados que la empresa Alpargatas tiene en Tucumán fueron licenciados por 15 días, por una profunda caída en las ventas y la existencia de stock suficiente para afrontar los compromisos comerciales inminentes, destacaron ayer fuentes de la empresa.

Esta es la tercera vez en el año y la cuarta en los últimos nueve meses, que paraliza su producción la fábrica ubicada cerca de Aguilares, a 80 kilómetros al sur de esta capital, pero los empleados no sufrirán descuento en sus haberes porque la medida es tomada como un anticipo de vacaciones de una semana y, la restante, como de capacitación al personal.

El apoderado legal de la Asociación Obrera Textil, Luis Salado, aclaró que “la situación no tiene que ver con las retenciones a las importaciones o algún tipo de traba a la exportación”, aunque trascendió que la decisión está íntimamente vinculada con una sensible reducción de las ventas en Brasil (principal destino de los productos) derivada de la situación económica interna en ese país.

Posición gremial

El gremio informó que esta situación de Alpargatas no se replica en otras empresas del rubro que también funcionan en Tucumán, aunque la situación es considerada preocupante. En ese caso, la fábrica de Aguilares se paraliza por baja de ventas, informó el sindicato de textiles.

Los obreros iniciaron ayer jornadas de capacitación y la próxima semana se adelantarán vacaciones.
“El período de baja o estacionalidad se da generalmente en enero y julio. En el primer mes es menor el impacto, ya que el ritmo de trabajo de la planta coincide con las vacaciones regulares del personal. En julio se determina siempre una semana de suspensiones a raíz de esa estacionalidad. Pero esta vez la medida se debe a la disminución de la venta”, comentó el abogado.

Salado aseveró que Alpargatas supo acudir a las suspensiones de personal en 2007. “Desde 2003 a 2006 no las había llevado adelante”, recordó.

En lo que va de 2012 la empresa frenó su actividad en tres ocasiones, un total de seis semanas. A la de julio se sumaron las dos semanas de abril y también las de mayo.

En la Asociación Obrera Textil expresan preocupación ante el panorama de producción de la firma, aunque reiteraron que esta situación no se extiende a otras textiles que funcionan en la provincia.

Temas de la nota

PUBLICIDAD