¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

11°
23 de Mayo,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Alcohol y velocidad, en la circunvalación | accidentes de tránsito

Lunes, 01 de junio de 2015 00:00
El consumo de bebidas alcohólicas, la velocidad y la imprudencia al volante son factores desencadenantes de accidentes de tránsito en la circunvalación oeste de la ciudad de Salta.
Ayer se produjeron dos siniestros viales a menos de 500 metros uno del otro.
El primero ocurrió alrededor de las 8, cerca del acceso a Finca Las Costas y fue protagonizado por un Ford Focus azul cuyo conductor transitaba de sur a norte, perdió el control del rodado e impactó de lleno contra un poste del alumbrado público que arrancó de cuajo y arrastró por unos 10 metros.
El auto era conducido por un hombre de 33 años. Como acompañante viajaba un joven de 28, quien salió ileso. Los protagonistas residen en Santa Ana y en el barrio Del Milagro. Se salvaron gracias al sistema de airbag que se accionó con el impacto.
El conductor resultó con una lesión leve y fue asistido por el Samec. Sufrió una herida cortante en el cuero cabelludo. Los ocupantes fueron trasladados al hospital San Bernardo donde permanecieron internados en observación.
Cuantiosos daños materiales

Los daños materiales fueron cuantiosos. Una grúa con dos empleados de Lusal retiraron el poste derribado. El Ford Focus quedó prácticamente destrozado en la parte delantera.
A tan solo 500 metros de allí, solo tres horas antes (alrededor de las 5), un Peugeot 208 marrón oscuro que circulaba por el camino a la Aguada, en la zona de San Lorenzo Chico, se salió de carril, derribó el alambrado perimetral de una ferretería de la zona y quedó incrustado en un pequeño paredón de concreto de una casa. El airbag del automóvil también se accionó en el choque y el conductor pudo salir por sus propios medios y abandonó el vehículo en el lugar.
"Esta zona es tierra de nadie. Los autos y camionetas van a toda velocidad. Manejan borrachos por la madrugada. Ya solicitamos a la Municipalidad lomos de burro pero nadie nos escucha. La reparación de este alambrado que rompió el hombre que chocó y se fugó nos costará por lo menos diez mil pesos", dijo el vecino perjudicado, de apellido Boto.
Los siniestros viales empiezan a ser constantes en la zona. El lunes de la semana pasada, el motociclista Ricardo Soliz (47) cayó violentamente de su rodado sobre un camino alternativo a la circunvalación oeste, en el ingreso al barrio Atocha y perdió la vida.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla
El consumo de bebidas alcohólicas, la velocidad y la imprudencia al volante son factores desencadenantes de accidentes de tránsito en la circunvalación oeste de la ciudad de Salta.
Ayer se produjeron dos siniestros viales a menos de 500 metros uno del otro.
El primero ocurrió alrededor de las 8, cerca del acceso a Finca Las Costas y fue protagonizado por un Ford Focus azul cuyo conductor transitaba de sur a norte, perdió el control del rodado e impactó de lleno contra un poste del alumbrado público que arrancó de cuajo y arrastró por unos 10 metros.
El auto era conducido por un hombre de 33 años. Como acompañante viajaba un joven de 28, quien salió ileso. Los protagonistas residen en Santa Ana y en el barrio Del Milagro. Se salvaron gracias al sistema de airbag que se accionó con el impacto.
El conductor resultó con una lesión leve y fue asistido por el Samec. Sufrió una herida cortante en el cuero cabelludo. Los ocupantes fueron trasladados al hospital San Bernardo donde permanecieron internados en observación.
Cuantiosos daños materiales

Los daños materiales fueron cuantiosos. Una grúa con dos empleados de Lusal retiraron el poste derribado. El Ford Focus quedó prácticamente destrozado en la parte delantera.
A tan solo 500 metros de allí, solo tres horas antes (alrededor de las 5), un Peugeot 208 marrón oscuro que circulaba por el camino a la Aguada, en la zona de San Lorenzo Chico, se salió de carril, derribó el alambrado perimetral de una ferretería de la zona y quedó incrustado en un pequeño paredón de concreto de una casa. El airbag del automóvil también se accionó en el choque y el conductor pudo salir por sus propios medios y abandonó el vehículo en el lugar.
"Esta zona es tierra de nadie. Los autos y camionetas van a toda velocidad. Manejan borrachos por la madrugada. Ya solicitamos a la Municipalidad lomos de burro pero nadie nos escucha. La reparación de este alambrado que rompió el hombre que chocó y se fugó nos costará por lo menos diez mil pesos", dijo el vecino perjudicado, de apellido Boto.
Los siniestros viales empiezan a ser constantes en la zona. El lunes de la semana pasada, el motociclista Ricardo Soliz (47) cayó violentamente de su rodado sobre un camino alternativo a la circunvalación oeste, en el ingreso al barrio Atocha y perdió la vida.
PUBLICIDAD