¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

13°
22 de Mayo,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Falleció el segundo estudiante jujeño que se había arrojado de un piso 12 tras un incendio en Córdoba

Sebastián Liquín, de 19 años, oriundo de la Puna jujeña, se encontraba internado en estado grave. Las hipótesis que se investiga: falla eléctrica, pérdida de gas y explosión de un artefacto electrónico.
Sabado, 30 de marzo de 2024 08:59
Falleció un segundo estudiante jujeño tas el trágico incendio en el departamento en Alta Córdoba.

El viernes por la tarde se conoció la triste noticia del fallecimiento de la segunda víctima del trágico incendio en la ciudad de Córdoba. Se trata de Sebastián Liquín, de 19 años, quien había sobrevivido milagrosamente de la caída del piso 12 del edificio en el cual convivía junto a otros dos estudiantes jujeños en la capital cordobesa ocurrido el jueves por la madrugada.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

El viernes por la tarde se conoció la triste noticia del fallecimiento de la segunda víctima del trágico incendio en la ciudad de Córdoba. Se trata de Sebastián Liquín, de 19 años, quien había sobrevivido milagrosamente de la caída del piso 12 del edificio en el cual convivía junto a otros dos estudiantes jujeños en la capital cordobesa ocurrido el jueves por la madrugada.

La lamentable noticia fue confirmada por Alberto Del Cura, secretario del Gobierno de Jujuy, a medios de Córdoba, "se hará un pequeño velatorio acá y luego el traslado de sus restos junto al acompañamiento de sus padres hasta la localidad de Abra Pampa", precisó.

Sebastián Liquín se encontraba internado en la unidad de terapia intensiva (UTI) del hospital de Urgencias en estado crítico, tras "padecer un trauma multisistémico. Con traumatismos de cráneo, de tórax y de abdomen, y una fractura expuesta en la pierna derecho", comentó el jueves uno de los médicos a los medios de la provincia mediterránea.

Los golpes se debieron a la caída desde cerca de 30 metros de altura al intentar escapar del incendio en el departamento.

Además, el facultativo afirmó que Liquín sufrió quemaduras internas en la vía respiratoria e intoxicación por monóxido de carbono por lo cual se encontraba con respiración asistida.

La trágica madrugada

Cabe recordar que el jueves cerca de las 4.30 comenzó un incendio en uno de los departamentos del 12° piso del edificio Aguaribay ubicado en la avenida Hipólito Yrigoyen al 400 del barrio de Nueva Córdoba.

En esas circunstancias, el humo y el fuego alcanzaron todos los ambientes del departamento y los tres jóvenes no tenían posibilidades de salir por la puerta o el balcón.

Ante la desesperación, los estudiantes intentaron escapar del infierno por una de las ventanas que no posee balcón para llegar hasta el piso 11º.

La maniobra era por demás dificultosa y peligrosa a unos 30 metros de altura.

Fue entonces que Tiziano Tejerina, de 18 años, intentó salir del departamento y cayó sobre el techo de un local comercial ubicado en la planta baja con desenlace fatal para el oriundo de Abra Pampa, quien estaba comenzando sus estudios en la Universidad Nacional de Córdoba.

El tercer habitante del departamento siniestrado pudo escapar milagrosamente, situación que fue registrada por un vecino y luego las imágenes se viralizaron en las redes sociales.

El joven, de 19 años, solamente podía sostenerse de una cornisa donde tuvo que utilizar su agilidad para poder trasladarse en tan peligrosa maniobra, en medio de la desesperación y con el fuego sobre su cabeza.

Complicados movimientos tuvo que realizar para salvar su vida, mientras los vecinos lo ayudaron para poder ingresar por la ventana del departamento del piso 11, a unos 30 metros de altura.

El tercer involucrado se encuentra fuera de riesgo siendo observado por los médicos del hospital de Urgencias. "Está lúcido, está bien", había señalado el jueves Darío Reyna, jefe de guardia de este centro médico. "Lo mantenemos en control porque tuvo inhalación de humo leve". También recibe asistencia psicológica tras lo acontecido.

Habló el papá de una víctima

La provincia no sale de la conmoción por el trágico incendio en el barrio Nueva Córdoba que dejó como saldo los fallecimientos de Tiziano Tejerina, de 18 años, y Sebastián Liquín, de 19, mientras que el tercero de los estudiantes está internado en el hospital de Urgencias fuera de peligro, tras haber logrado escapar del departamento. Mientras continúan las averiguaciones sobre qué sucedió en el departamento del piso 12 del edificio Aguaribay, en Yrigoyen al 400, la familia de la primera víctima, Tiziano Tejerina, estuvo pocas horas en Córdoba para llevarse el cuerpo del adolescente, mediante la asistencia del Gobierno provincial.

Sebastián Tejerina, padre de Tiziano, expresó su profundo dolor por la tragedia en la que falleció su hijo. ”Llegué anoche (por el jueves) y vine nada más que por mi hijo”, dijo el hombre. “Vine unas horas y me lo llevo. Todavía no sé nada de lo que pasó", agregó con la voz entrecortada. Desde la ruta para volver a Abra Pampa, en Jujuy, detalló que arribó solo a la ciudad de Córdoba y por un corto período de tiempo. “Algunos familiares se quedaron acá en Córdoba unos días más”, afirmó. Tiziano y sus dos amigos se habían mudado hacía pocas semanas a ese departamento del barrio Nueva Córdoba que ardió en llamas.

Tres hipótesis sobre el incendio

Por el momento se manejan tres hipótesis acerca del origen del fuego en el departamento 12  A del edificio de la avenida Hipólito Irigoyen. La Justicia de Córdoba, la Policía Judicial y Bomberos están realizando un exhaustivo trabajo para determinar qué originó el fuego que obligó a los jóvenes a escapar por una ventana. Se está investigando si algún dispositivo electrónico estaba siendo cargado en ese momento y si una batería pudo haber explotado, generando el incendio. Por lo tanto, las siguientes son tres las hipótesis en las cuales se trabaja.

Falla en el sistema eléctrico. Se revisó la instalación y está en buen estado, pero no se descarta. Falla en las cañerías de gas. Se revisó la instalación debido a denuncias previas que hubo por parte de los estudiantes. Está en buen estado, pero tampoco se descarta. Explosión de un artefacto electrónico enchufado. Es la hipótesis que tomó mayor relevancia entre los investigadores.

PUBLICIDAD