¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

21 de Mayo,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

General Mosconi: a un hombre de la comunidad wichi lo daban por muerto pero estaba sano y salvo en un casino de Tartagal

Familiares y amigos no tenían noticia de él desde el lunes 6 de mayo cuando fue a una hacienda a buscar mazorcas. Luego una mujer denunció haber visto un cuerpo en ese lugar. Hoy apareció en una casa de juego de Tartagal. 
Martes, 14 de mayo de 2024 21:15
Moisés, luego de haber sido encontrado en el casino es trasladado a Mosconi.

En una movilización de recursos poco visto, la Policía de la Provincia de Salta desplegó un amplio operativo en la Hacienda Los Mirkos, ubicada en General Mosconi, tras la denuncia de la desaparición de un miembro de la comunidad wichi de 38 años. El operativo involucró a más de 120 efectivos, incluyendo unidades caninas especializadas y personal de la Policía Científica, que trabajaron intensamente desde la mañana del lunes.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

En una movilización de recursos poco visto, la Policía de la Provincia de Salta desplegó un amplio operativo en la Hacienda Los Mirkos, ubicada en General Mosconi, tras la denuncia de la desaparición de un miembro de la comunidad wichi de 38 años. El operativo involucró a más de 120 efectivos, incluyendo unidades caninas especializadas y personal de la Policía Científica, que trabajaron intensamente desde la mañana del lunes.

Al tratarse de un originario y con el testimonio de una mujer de la misma etnia que aseguraba haber encontrado un cuerpo sin vida en el establecimiento, decenas de efectivos se movilizaron para hallarlo. La situación se tornó aún más urgente ya que los wichis, en un número de más de 100 personas, amenazaban con ingresar por la fuerza al establecimiento agrícola.

El origen de la alarma

El incidente comenzó cuando la comunidad wichi reportó la desaparición de Marciano Candalicio, quien había ingresado a la finca Los Mirkos, colindante con su comunidad, para recoger mazorcas de choclo. Al no regresar, su ausencia preocupó a sus familiares y vecinos.

La situación se tornó aún más grave cuando Verónica Mansilla, una mujer de la misma etnia pero residente en la misión Pérez, denunció haber encontrado el cuerpo sin vida de un hombre en la finca. Este testimonio llevó a que más de 100 originarios se congregaran con la intención de ingresar a la fuerza en el establecimiento, temiendo una posible represalia contra su compañero.

La respuesta policial

Ante la gravedad de los hechos y las amenazas de los originarios de invadir la finca, la policía, encabezada por el comisario Marcos Humano, jefe de la Unidad Regional 4 de Tartagal, desplegó un operativo masivo. Patrulleros, unidades caninas y personal especializado recorrieron diversos puntos del establecimiento sin encontrar rastro alguno del cuerpo reportado por Mansilla.

el comisario Marcos Humano, jefe de la Unidad Regional 4 de Tartagal, tratando de contener a los originarios.

Testimonio y búsqueda

Según el relato de Verónica Mansilla, ella había llegado a la finca Los Mirkos en una mañana lluviosa para buscar choclo, encontrando primero una onda y una yica, herramientas típicas utilizadas por los hombres de su comunidad. Luego, aterrada, vio el cuerpo de un hombre sin vida vestido con un jogging negro.

La comunidad wichi informó a la policía de este hallazgo el viernes, pero al llegar al lugar, el cuerpo ya no estaba, lo que complicó la investigación. Mansilla, que no habla español, reafirmó su testimonio a través de un intérprete, lo que añadió otra capa de dificultad a la comunicación y la búsqueda.

Amenazas de conflicto

La situación se tensó aún más cuando unos 100 originarios se congregaron en la noche del lunes en los accesos de la finca Los Mirkos, amenazando con ingresar y destruir el lugar si no se encontraban respuestas. Fueron atendidos por un encargado del establecimiento, quien negó cualquier incidente dentro de la propiedad, pero la tensión persistió. El temor de los originarios radicaba en que el hombre desaparecido había sido víctima de una venganza por parte de quienes custodian la hacienda. 

El desenlace

Finalmente, alrededor de las 15 de hoy, Marciano Candalicio, conocido como Moisés, fue localizado en un casino de la calle San Martín en Tartagal, en perfecto estado de salud. Al ser abordado por el personal policial, explicó que había ido a Tartagal por su propia voluntad.

 

Temas de la nota

PUBLICIDAD