Mirta Sisnero, la salteña que lucha por un trabajo como chofer, negó que le falte capacitación para manejar un colectivo destinado a los niños, tal como se difundió desde la AMT (Autoridad Metropolitana de Transporte).

Presentó un recurso de amparo porque hace años que busca empleo como conductora en el transporte público de pasajeros y asegura que no la contratan sólo por ser mujer.

La AMT había informado el mes pasado que la tomaría para hacerse cargo del “Cole Bus”, una unidad que se usa para ir las escuelas y enseñar a los chicos normas de educación vial.

“Me llamaron para ofrecerme el puesto. Al otro día fui a ver el ómnibus que debía conducir, lo probé y tenía varias fallas. Esa misma noche se comunicaron de nuevo conmigo para decirme que al día siguiente a primera hora tenía que salir en el colectivo hacia Campo Quijano y no acepté porque me parecía irresponsable”, describió Mirta Sisnero.

En las últimas horas se conoció que el puesto había quedado para otras dos conductoras y se difundió que Sisnero “no estaba capacitada” para la tarea.

La mujer negó que sea así y consideró que el problema estaba en el colectivo. Según detalló, el vehículo tenía “el embrague duro”, “pérdida de aceite”, “el limpiaparavidrios rotos” y “algunas fallas en el tablero”. Además, aseguró que no le habían hecho “la RTO”, la Revisión Técnica Obligatoria.

“Es una unidad de 17 años. Me dijeron que podía hablar con el mecánico que había arreglado el motor para conocer los recaudos que debía tener. Sin embargo, nunca me pusieron en contacto con él y yo no podía salir a la ruta así”, aseguró Sisnero.

La mujer que pelea por un trabajo de chofer sostuvo que “se trató de hacer todo a las apuradas” y agregó que tampoco estaban resueltos aspectos como dónde cargaría combustible o haría limpiar el “Cole Bus”.

“Ni siquiera pregunté cuánto iba a ganar, mi mayor preocupación era cómo se encontraba el ómnibus. La situación no estaba planteada como para hacerme cargo. Desde que dije que no iba a viajar a Campo Quijano ese día, no volvieron a llamarme”, dijo Mirta Sisnero.

Lo que se dijo

Desde la Autoridad Metropolitana de Transporte, sus autoridades dieron a entender que Sisnero no pasó una prueba de conducción. Sin embargo, la mujer señaló que nunca le hicieron un examen y que sólo manejó el colectivo para probarlo.

La mujer aseguró que seguirá con su demanda ante la Justicia para que las empresas de transporte tengan iguales condiciones de contratación para los trabajadores de ambos sexos.

Sisnero inició un recurso de amparo denunciando que se capacitó para ser chofer de colectivo y que las empresas de transporte urbano no la contratan por su género.

La Justicia determinó, en primera instancia, que las líneas debían tomar a conductoras cuando se produjeran vacantes hasta llegar a que el 30 por ciento del plantel fuera femenino. Sin embargo, las empresas apelaron el fallo y el caso se encuentra en la Corte Suprema de Justicia.

La campaña

El “Cole Bus” en el que iba a ingresar Mirta Sisnero es una unidad que va a las escuelas para hacer campañas de educación con un conductor, una instructora y un animador disfrazado de mono.

El colectivo se para en la puerta de los colegios y los alumnos suben para aprender cómo deben comportarse cuando viajan y cómo se pueden evitar accidentes, entre otras cuestiones.

.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...