Una persona puede superar la indigencia en la Argentina con un ingreso diario de 5,9 pesos, mientras que deja la pobreza con 13,10 pesos, según se desprende de datos que informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Para el organismo oficial, el valor de la canasta básica alimentaria (CBA) -con la que se mide la indigencia- para un matrimonio y dos hijos alcanzó a 707,65 pesos durante setiembre.
En tanto, para el mismo grupo familiar la canasta básica total (CBT) -que determina la pobreza- se ubicó en 1.575,81 pesos.

A pesar de que desde el Gobierno -incluida la propia presidenta Cristina Fernández- se asegura que el Indec no dio a conocer esas cifras y que la directora general del organismo, Ana María Edwin, sostiene que son datos desactualizados, el Instituto sigue difundiendo periódicamente el informe de ‘Valorización Mensual de la Canasta Básica Alimentaria y de la Canasta Básica Total‘.

Estas cifras están calculadas con la base del índice de precios al consumidor, cuya metodología está cuestionada por subestimar la suba de precios.

En consecuencia, una menor variación en los precios determina valores de canastas mucho más deprimidos y permite alcanzar matemáticamente inferiores índices de pobreza e indigencia.

Según el Indec, la CBA de 707,65 pesos sufrió un incremento de 1,23 por ciento respecto a agosto, 11,5 por ciento en nueve meses y 14,7 por ciento con relación a un año atrás.

De todas maneras, según la información oficial, la inflación para los sectores de más bajos recursos en los últimos 12 meses fue 4,7 puntos superior que para el resto de la sociedad.

Cabe puntualizar que para el INDEC la variación del índice de precios al consumidor (IPC) -que engloba todos los segmentos sociales fue de 0,9 por ciento en septiembre- 7,8 por ciento desde enero y 10 por ciento en el año.

En tanto, la CBT de 1.57,81 pesos subió 1,3 por ciento en el mes, 12,2 por ciento desde enero y 15,6 por ciento en forma interanual.

En este casos, los ‘pobres‘ (de acuerdo con la estadística oficial) tuvieron que soportar en 12 meses un aumento de precios en sus consumos básicos 5,6 puntos superior en relación con los demás estratos.

Tanto los indigentes como los pobres gastan el mayor porcentaje de sus ingresos en alimentos, rubro que para el INDEC subió 0,8 por ciento en septiembre.

El trabajo del órgano estadístico precisó que nuevamente lideraron los incrementos frutas y verduras, con un alza de 2,6 y 2,7 por ciento, respectivamente, frente a agosto.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...