Boca Unidos caía por 3 a 0 ante Independiente Rivadavia en Mendoza y tan sólo tres minutos después que le convirtieran el último gol, Gastón Sessa no soportó la presión y tuvo una acción por demás desafortunada. Corrían 42 minutos del complemento, cuando el “Gato” debía sacar del arco y como interpretó que el alcanzapelotas demoraba en entregarle el balón, cuando lo tuvo se lo pateó con violencia sobre el cuerpo. Como consecuencia de esto, el arquero del elenco correntino vio la tarjeta roja y debió retirarse antes a los vestuarios.

Pero el ataque de locura del ex Vélez no terminó allí. Es que cuando el plantel ya estaba marchándose en el micro hacia el hotel, el “Gato” se enojó por las cargadas de un hincha “leproso” y decidió bajarse del colectivo para golpearlo. Ante este episodio, el arquero quedó demorado en la Comisaría Sexta y su situación se complicó cuando el padre del joven pasapelotas decidió efectuarlo la denuncia por la agresión a su hijo.

En la Comisaría se les tomó declaraciones a ambas partes y un médico forense examinó al joven agredido. Pero como hubo que esperar al fiscal, los compañeros de Sessa emprendieron su retorno a Corrientes y el “Gato” no pudo hacerlo junto con ellos, aunque se quedó junto al entrenador de arqueros (Leonardo Torrico).

 

LOS ANTECEDENTES DE LAS “LOCURAS” DEL ARQUERO:

Su primera episodio “famoso” data de 2002. En ese entonces, el arquero militaba para Vélez, cuando agredió al árbitro Sergio Pezzota tomándolo del cuello luego de ser expulsado ante San Lorenzo. Por su desafortunada y repudiable acción, el “gato” recibió diez jornadas de sanción.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...