En lo que podría considerarse un nuevo caso de linchamiento popular, un hombre fue asesinado a golpes por un grupo de vecinos enardecidos que lo sorprendió luego de raptar y abusar sexualmente de una niña de 5 años a la que había secuestrado momentos antes en un almacén del barrio Belisario Roldán de la ciudad de Mar del Plata.

El hecho se inició pasadas las 22 del lunes cuando un hombre de unos 40 años ingresó a un almacén y, en un descuido de la propietaria, se llevó por la fuerza a su hija de 5 años, que jugaba en la vereda.

El fiscal marplatense que investiga el episodio, Paulo Cubas, informó a la prensa que cuando la dueña del comercio, cuya identidad se mantiene en reserva, advirtió la ausencia de su hija comenzó a buscarla a los gritos, por lo que vecinos de la zona fueron en su auxilio.

La mujer contó entonces que había visto a su hija hablando con un hombre al que no conocía, motivo por el cual los habitantes de la zona comenzaron a recorrer las calles del barrio en busca de la niña.

El vocero judicial contó que a unos 300 metros del almacén, en un baldío, los vecinos encontraron a la niña en poder del captor, quien llevaba sus pantalones y su ropa interior bajos.

Enardecidos, los habitantes del barrio comenzaron a golpear al abusador hasta que lo mataron.

El cadáver de Roberto Andrés Romero, quedó destrozado por los golpes que le dieron con palos y otros elementos contundentes.

El fiscal informó que tras realizarse los peritajes de rigor se estableció que la niña “tiene signos de haber sufrido un desgarro del himen” y que ahora se encuentra contenida y rodeada por psicólogos designados por la Justicia.

 Será difícil identificar a los autores del homicidio

El fiscal Pablo Cubas reconoció que será muy difícil determinar quiénes fueron concretamente los que mataron a golpes al autor del abuso, ya que, generalmente, ante este tipo de hechos nadie colabora o aporta datos.

Trascendió que cuando la Policía llegó al baldío, el sindicado violador estaba muerto, mientras que la niña estaba abrazada a sus padres, que lloraban de manera desconsolada.

La Policía informó que el atacante vivía en el barrio marplatense Santa Rita y que hace poco su esposa lo había denunciado por violencia familiar, por lo que se había ido de su casa.

El funcionario judicial aseguró que “la niña se está recuperando de la violación” y “agregó que cuando eso suceda van a interrogarla para obtener mayor información” de lo sucedido.

Una investigación compleja

Cuando se le preguntó a Cubas si hay acusados por el crimen, advirtió que “es una investigación muy compleja porque los vecinos no quieren hablar, no quieren contar lo que pasó, por lo que la tarea, sin esa colaboración, se hace muy difícil”, estimó.

Por último, el fiscal manifestó que “la gente del barrio actuó de esa manera porque entienden que el violador se merecía esa paliza que le quitó la vida”, al tiempo que aclaró que la causa que está investigando incluye una violación y un homicidio con actores ignorados.

Por su parte, fuentes de la comisaría 12, cuyo personal actuó en el hecho, informó que Romero, tenía antecedentes por delitos contra la propiedad.

La autopsia al cuerpo del hombre será realizada hoy en la morgue judicial de Mar del Plata.

 

 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...