Días atrás trascendió que la firma concesionaria se capitalizaría con un nuevo socio de Buenos Aires, lo que fue desmentido ayer.

El cambio de manos de Terminal de Salta SA y la disolución del Grupo La Veloz quedaron confirmados ayer por los hermanos Eduardo y Marcos Levín.

En una conferencia de prensa ofrecida a media mañana en el hotel Alejandro I, el actual vicepresidente de la Cámara de Turismo de Salta se presentó en sociedad como nuevo titular de la empresa concesionaria de la terminal de ómnibus de la capital salteña, mientras que horas después el presidente de la empresa La Veloz del Norte oficializó, en declaraciones a este diario, la disolución de uno de los grupos empresarios de mayor envergadura de la provincia.

En la rueda de prensa, el nuevo presidente de Terminal Salta agradeció a su hermano, aunque sin mencionarlo directamente, por “retirarse” de la firma que se convirtió en blanco de duros cuestionamientos desde el pasado 14 de enero, cuando una sección de las rampas donde operan los ómnibus se desplomó sobre el antiguo canal de la avenida Hipólito Yrigoyen.

Flanqueado por el jefe de Gabinete municipal, Roque Mascarello, y su hija Gabriela, Eduardo Levín pidió disculpas a los vecinos por las molestias que trajo aquel derrumbe y prometió que las obras de reconstrucción de las dársena serán ejecutadas en el menor tiempo posible. El empresario se excusó de precisar plazos y montos de las inversiones que tiene previstas la nueva conducción de Terminales Salta, porque aún deben descubrirse tramos de losas de hormigón para terminar de conocer el estado que presenta el mayor canal de desages de la capital salteña en ese sector y definir las soluciones técnicas que allí resultan necesarias.

No obstante, Mascarello estimó que dichas obras, con las que se normalizaría la operación de los micros en la terminal, deberían estar terminadas en no más de meses. El funcionario municipal ratificó el visto bueno de la Intendencia al nuevo proyecto y garantizó que la próxima semana ya se verán equipos trabajando en el sector donde se derrumbaron las losas.

En la rueda con los medios, el jefe de Gabinete aclaró que los avales del Ejecutivo municipal a las remodelaciones proyectadas en el predio que ocupa actualmente la terminal, no implican descartar el estudio de otros posibles sitios de emplazamiento, como juzgan oportuno algunas organizaciones civiles, fuerzas políticas, bloques del Concejo e ingenieros con probado conocimiento de los sistemas de desages de la ciudad, como el exintendente Walter Luna, quien escuchó ayer con interés las exposiciones de Levín y Mascarello.

En el auditorio también se contó el concejal Aroldo Tonini, quien señaló presuntas demoras en la presentación del legajo técnico con los planos de obras, el plan de ejecución de los trabajos, un informe hidráulico y un estudio de impacto ambiental, entre otras certificaciones que deben ser aprobadas por el Consejo Profesional de Agrimensores, Ingenieros y Profesiones Afines (Copaipa). Estos cuestionamientos generaron ásperos cruces del nuevo titular de Terminal Salta y el jefe de Gabinete con el edil justicialista. Tras la conferencia, la hija de Eduardo Levín, Gabriela, garantizó que su padre, ella y sus hermanos Rodolfo y Rubén Yonatan llevarán adelante un trabajo serio para que Salta tenga una terminal a la altura de su atractivo turístico.

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...