El gobierno de Chubut negó ayer que impulse el “cierre” del Viejo Expreso Patagónico, más conocido como “La Trochita”, contra lo denunciado por la Unión Ferroviaria y La Fraternidad al anunciar un paro nacional para el martes próximo, al tiempo que aclaró que los trabajadores despedidos a fines del año último “fueron reincorporados”.

Además, reclamó “racionalidad” a los sindicatos y exigió que “revean” la huelga declarada para la semana próxima, mientras pidió que suspendan el paro de actividades en uno de los dos recorridos de “La Trochita”, entre Esquel y Nahuel Pan, mientras aseguró que funcionaba ayer con “normalidad” el otro, entre El Maitén y Desvío Thomae.

“Desde el 7 de este mes rige una conciliación obligatoria y fueron reincorporados los trabajadores. El recorrido de Esquel permanece paralizado desde el 2 por una huelga y nosotros, desde el 14, estamos con mejoras técnicas por orden de la CNRT hasta dentro de 30 días. Pedimos racionalidad a los gremios; que revean el paro local y el nacional”, dijo el jefe de Gabinete de Chubut, Ricardo Trovant.

El ministro coordinador, quien permanecía ayer al mediodía en Esquel, sostuvo que las reformas permitirán “brindar un servicio turístico muy superior” y expresó que el resultado de una inspección de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) fue recibida por la Provincia el viernes último.

El funcionario kirchnerista especificó que el organismo intimó a la Provincia a “resolver fallas operativas de manera perentoria. Por ese motivo comenzamos a trabajar en el recorrido con cabecera en esa ciudad. El gobernador (de Chubut) Martín Buzzi quiere cumplir en el menor tiempo posible con la calidad técnica requerida”, resaltó Trovant.

Además, precisó que la conciliación obligatoria vencía en la medianoche de ayer.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...