¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

20°
29 de Febrero,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

En el techo de Africa

Viernes, 25 de octubre de 2013 02:14

La altura y la aventura: esos fueron los desafíos que enfrentaron dos montañistas salteños, quienes lograron hacer cumbre en el volcán Kilimanjaro, la montaña más alta de Africa. Fernando Martinis y Micaela Pereyra fueron los protagonistas de una aventura que los llevó a escalar y “plantar bandera” en una de las siete “sumnist” o cumbres más importantes del mundo. El Kilimanjaro, el techo de Africa, está a 5.895 msnm.
“Este tipo de ascensos se los vive más allá de lo deportivo. También se lo disfruta desde lo cultural, por todo lo que implica ver y compartir las costumbres de otros pueblos. En mi caso, lo disfruté mucho también desde lo personal. Hace cuatro meses que falleció mi mamá y esta cumbre iba dedicada a ella”, expresó Martinis, quien luego de diez años volvió a la actividad en montaña.
Nucleados en el club Janajman de nuestra provincia, Martinis -actual presidente- junto a Pereyra comenzaron la travesía desde la sabana africana a través de un recorrido que consistió en seis días llenos de emociones. Desde el inicio, a 1.800 msnm en las puertas del Parque Nacional Kilimanjaro, hasta el final, con ocho horas de ascenso durante la última jornada, superando el Stella Point (5.865 msnm) en el borde del cráter.
Un momento que las palabras no pueden expresar en su totalidad pero que para ellos se resume en plenitud.
“Cuando hacés montañismo no competís con otros ni con la naturaleza, lo hacés con vos mismo y un cúmulo de valores y sentimientos van marcando tu camino”, graficó Martinis. Además de los salteños la expedición contó con otros montañistas argentinos, como Eduardo Namur, Laura Pistone, Lelio de Crocci y Guillermo Almaraz.
 

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

La altura y la aventura: esos fueron los desafíos que enfrentaron dos montañistas salteños, quienes lograron hacer cumbre en el volcán Kilimanjaro, la montaña más alta de Africa. Fernando Martinis y Micaela Pereyra fueron los protagonistas de una aventura que los llevó a escalar y “plantar bandera” en una de las siete “sumnist” o cumbres más importantes del mundo. El Kilimanjaro, el techo de Africa, está a 5.895 msnm.
“Este tipo de ascensos se los vive más allá de lo deportivo. También se lo disfruta desde lo cultural, por todo lo que implica ver y compartir las costumbres de otros pueblos. En mi caso, lo disfruté mucho también desde lo personal. Hace cuatro meses que falleció mi mamá y esta cumbre iba dedicada a ella”, expresó Martinis, quien luego de diez años volvió a la actividad en montaña.
Nucleados en el club Janajman de nuestra provincia, Martinis -actual presidente- junto a Pereyra comenzaron la travesía desde la sabana africana a través de un recorrido que consistió en seis días llenos de emociones. Desde el inicio, a 1.800 msnm en las puertas del Parque Nacional Kilimanjaro, hasta el final, con ocho horas de ascenso durante la última jornada, superando el Stella Point (5.865 msnm) en el borde del cráter.
Un momento que las palabras no pueden expresar en su totalidad pero que para ellos se resume en plenitud.
“Cuando hacés montañismo no competís con otros ni con la naturaleza, lo hacés con vos mismo y un cúmulo de valores y sentimientos van marcando tu camino”, graficó Martinis. Además de los salteños la expedición contó con otros montañistas argentinos, como Eduardo Namur, Laura Pistone, Lelio de Crocci y Guillermo Almaraz.
 

Temas de la nota

PUBLICIDAD