Un estudio publicado en la revista Nature asegura que algunas regiones del cerebro pueden ser entrenadas específicamente mediante el videojuego, siendo una herramienta eficaz para el tratamiento de trastornos psiquiátricos.

La investigación desarrollada por el Centro de Longevidad y Psicología en el Instituto Max Planck para el Desarrollo Humano en Alemania, asegura que los videojuegos no sólo mejoran la estructura cerebral en los usuarios, sino también un aumento en volumen del cerebro.

De acuerdo a Simone Khn, investigadora del centro, títulos como Super Mario 64 de Nintendo serían útiles para los pacientes con trastornos mentales donde las regiones del cerebro se alteran o se reducen, como la esquizofrenia, estrés postraumático o enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer.

Además, “muchos pacientes aceptan este tipo de actividades con más facilidad que una intervención médica compleja”, afirmó el psiquiatra Jrgen Gallinat, coautor del estudio, publicado en Nature. La metodología dispuso a un número de adultos a jugar Super Mario 64 por dos meses durante 30 minutos diarios, dividiéndolos en grupos de control y juego, para después analizar los cambios mediante resonancia magnética. En comparación con el primer grupo, quienes jugaron al título de Nintendo fortalecieron y aumentaron su materia gris.

En los resultados posteriores se observó mayor plasticidad en el hipocampo derecho, corteza prefrontal derecha y el cerebelo, regiones involucradas en funciones como la formación de la memoria, navegación espacial, motricidad fina de las manos y la planificación estratégica.

Lanzado por Nintendo a mediados de 1996, Super Mario 64 fue el primer juego de plataformas en 3D de la saga y estableció un referente para los juegos de la época, gracias a su formato de juego libre.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...