Una pobre expresión futbolística y una notoria ausencia en cuanto a la identidad en el juego quedaron al desnudo en el empate de Juventud Antoniana frente Libertad de Sunchales por 0 a 0. El santo necesitaba ganar y no lo hizo, para prenderse en el grupo de clasificación de la zona 1 del Argentino A. No supo encontrar los caminos para abrir el cerrojo defensivo que le presento la formación contraria, que planteo un juego inteligente y casi termina llevándose los tres puntos si no fuera por la actuación de Ezequiel Viola, quien salvó a su arco con atajadas espectaculares ante un par de envíos de Emiliano López y otro de Germán Weiner, todos en el segundo tiempo.

El conjunto antoniano se vio superado en los primeros minutos del juego con el dominio que ejerció Libertad, que ganó la posesión de la pelota en la mitad de la cancha. Juventud intentó salir por la vía de pelotazos. Luciano Córdoba buscó asociarse con el Negro Rubén Molina y ambos armaron un circuito y en el primer acierto Molina lanzó un centro a la cabeza de Rodrigo Sánchez, quien elevó el impacto por arriba del travesaño.

El mejor juego lo proponía el once sunchalense. Por el lado local faltaba astucia y decisión para quedar cara a cara con el arquero Sand. Sin un libreto elaborado, Juventud apostaba a los centros con pelota detenida. El gringo Martínez logró conectar uno de los centros pero no pudo llegara al gol y un defensor contrario despejó el peligro.

Es verdad que Juventud fue saliendo adelante en base a una mayor entrega de sus jugadores y obligó a Libertad a tomar ciertos recaudos en materia defensiva. Pero como la visita era más prolija en el traslado de la pelota obligaba a su adversario a mantener más concentración en el sector defensivo.

Los jugadores antonianos entendieron que debían multiplicar el esfuerzo. Y con pelota parada fueron complicando a la defensa contraria y ya cerca del final el Negro Molina lanzó un centro que recorrió todo el frente del arco de Sand y nadie llegó para empujar al gol.

El aporte de Rodrigo Sánchez fue importante porque el atacante siempre colaboró desde el círculo central y cuando se contactó con las jugadas Juventud tomó el envión necesario para recorrer campo contrario e inclinar la cancha hasta el arco de Sand.

Juventud se paró dispuesto a asumir el protagonismo en el complemento, pero solo fue una ráfaga. Marcos Litre participó de dos jugadas que llegaron a hasta Sand y nada más. Todo eso que insinuó se fue diluyendo porque Libertad con toques justos y precisos fue más punzante y desairó al rival cerca de su arco. Ariel Quiroga encontró un centro y por lo bajo inquietó a Viola. Emiliano López, en un par de oportunidades, y Germán Weiner exigieron nuevamente al uno antoniano. Y el santo, con remates del Nico Aguirre y otro centro de Juan Pablo Rial intento quebrar la paridad, que ya en el epílogo del partido dejó un amarga sensación para el dueño de casa porque no pudo sumar los tres puntos.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...