La presidenta Cristina Fernández relató hoy una “típica charla de baño de mujeres” que tuvo cuando terminó la jura de Nicolás Maduro como presidente de Venezuela, en Caracas.

A través de su cuenta en la red social Twitter, la mandataria contó que, por su disfonía, los médicos le recomendaron no ir al al acto y desfile posteriores a la asunción.

“Leisbeth (la edecana) me quiso llevar a un salón especial, pero yo preferí ir a un baño. Why? Porque ahí no tenés que hablar con nadie con quien no quieras hablar. Y de paso descansas. Había sillas y también una chica de maestranza”, escribió.

En los mensajes siguientes, Cristina Kirchner se refirió a la “típica charla de mujeres en un baño” y relató que la chica de maestranza, llamada Rosaura, tenía en realidad 48 años: “What? Parece de veintipico! Alicia (Castro) le pregunta que tratamiento hace. Ninguno contesta. Agrego: Genética pura”.

A continuación, la mandataria contó que la edecana le mostró fotos de su nieta, a la que “le pusieron los bigotes de Maduro durante la campaña”, y habló de “ternura infinita”.

También relató cómo sintió “un nudo en el estómago y los ojos llenos de lágrimas” cuando por los parlantes se escuchó “el himno venezolano cantado a capella por la voz inconfundible de Hugo (Chávez) con el pueblo de coro”.

“Rosaura, la chica de maestranza, llora desconsoladamente. Leisbeth también. Siento un nudo en el estómago y los ojos llenos de lágrimas. ¿No les dije? Todo aquí, es muy fuerte. Salimos para el hotel. La edecana se compromete a conseguirme los cds de Hugo cantando”, escribió Cristina, y poco después agregó: “Me dice que no se pueden conseguir en los negocios porque los hace el Pueblo. Ok, me rindo...”.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...