Luego de las figuras del combate estelar de la noche, fue el turno para los encargados de calentar la noche y dejar la adrenalina bien arriba mañana por la noche en Liniers.

Apareció el canadiense Antonin Decarie junto a su equipo, como es habitual en sus presentaciones no repartió demasiadas sonrisas y se limitó a subir a la balanza y cumplir con el primer requisito boxístico.

Luego apareció el número 1 del CMB, Luis Carlos Abregú, muy ovacionado por los presentes encaró la báscula y también cumplió con lo exigido. Ambos boxeadores dieron el límite de la categoría, 66, 600 kilos. El show se puso en marcha, mañana una cita imperdible en una cancha de fútbol con el mejor boxeo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...