Daniel Cata Díaz arribó a las 8:07 de esta mañana a la Argentina en un vuelo de Iberia procedente de Madrid para transformarse, por fin, en refuerzo de Boca.

Apenas bajó del avión, el catamarqueño expresó: "Vengo con la expectativa de poder pelear títulos", y en el mismo sentido agregó: "El estar en Boca indica que hay que ganar títulos, jugar la Libertadores. Son presiones pero de las buenas y hay que tomarlas como tal".

Respecto de la indecisión que marcó la negociación para su arribo, el jugador indicó: "Nunca tuve dudas de volver a Boca. He hablado con Málaga y con el presidente de Rosario Central pero lo que pasa es que yo pertenecía a un club, al Atlético Madrid, y no podía decidir por mí".

Respecto del enojo que causó en los hinchas de Central su decisión de jugar en Boca y no en el canalla, respondió: "Dicen que soy un desagradecido y no es así. Los dirigentes nunca fueron a negociar con el Atlético Madrid, yo no puedo agarrar mis cosas e irme como si nada".

Por último, el zaguero se mostró ansioso por afrontar su primer entrenamiento en un club al que, dijo, "tenía ganas de volver".

Luego de los pasos formales como la revisión médica y la firma de su contrato, el jugador se entrenaría por la tarde junto al plantel xeneize y bajo las órdenes de Carlos Bianchi, uno de los que más énfasis puso para lograr el regreso del Cata.

Como jugador de Boca, el defensor ganó seis títulos: dos locales y cuatro internacionales, entre ellos, la Copa Libertadores 2007.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...