Pese a que el Congreso endureció a fin de 2012 las penas contra la trata de personas, Rubén Contreras, jefe del bloque de diputados kirchneristas en la Legislatura santacruceña, salió no sólo a defender los prostíbulos, sino que incluso advirtió que, si fueran cerrados, podría haber más violaciones.
“En Puerto Santa Cruz van a trabajar más de cinco mil personas. ¿Qué va a hacer esa gente? ¿Qué distracción va a tener?”, alegó el dirigente del Frente para la Victoria, en momentos en que distintos municipios de la provincia comienzan a adherir a la ley sancionada el año pasado por el Congreso de la Nación. La misma establece entre cuatro y seis años de prisión para todo aquel que “promoviere o facilitare la prostitución de una persona” aún cuando “mediare el consentimiento de la víctima”.

En ese sentido, Contreras alegó: “Hay una necesidad, todos lo sabemos. Lo tenemos que saber todos. Tenemos una necesidad de tener una distracción, de estar en algún momento con alguna mujer. Es fundamental para la vida de un hombre”.
Incluso, el jefe del bloque kirchnerista advirtió que, si se decidiesen cerrar los locales de prostitución, “puede llegar a haber otras cosas, como violaciones u otras cosas (sic). Estoy de acuerdo con que los locales estén abiertos. No tiene que haber prohibición, siempre y cuando estén controlados”, insistió.

Por ese motivo, se mostró a favor de localidades como Caleta Olivia, que permiten la práctica de la prostitución e incluso entregan libretas sanitarias a las trabajadoras sexuales del lugar. “Para nada estoy de acuerdo con la trata de personas, tiene que ser con conformidad, tienen que tener su libertad como corresponde”, argumentó Contreras.
Por último, Contreras se manifestó no sólo en favor de no clausurar los prostíbulos que ya existen, sino que incluso consideró que “es fundamental que se permita abrir locales nocturnos en otros lugares”.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...