Monumental. 23 de marzo de 2014. “Este es Martín Araujo”. El que lo identifica es un analista de video del Ministerio de Seguridad de la Nación. Araujo estaba en una de las terrazas del Monumental, moviéndose con una impunidad escalofriante. Los detalles complican la situación. Se trata del jefe de los Borrachos del Tablón, la barra brava de River, sobre el que pesa una prohibición judicial para asistir a los partidos que el equipo de Núñez juega como local, y un perímetro que le impide acercarse a más de 300 metros del Monumental. Cuando se lo detiene, Araujo niega ser quien es. Argumentó falta de documentos, pero las excusas le duraron poco. Fue detenido junto a cuatro personas, con más de 200 carnés truchos y armas blancas. Corría la novena fecha del torneo Final.

La sospecha ya dejó de ser sospecha. Seis meses antes de ese episodio, el 16 de octubre de 2013, Araujo llamó al teléfono de Emiliano Díaz, hijo de Ramón Díaz e integrante del cuerpo técnico de River. La conversación no duró más de dos minutos, pero fue suficiente para pactar una cumbre: una reunión entre los Díaz y Araujo. En diciembre de 2013, Ramón y Emiliano quedaron en offside. Una investigación periodística del Diario Ole detalló una escucha telefónica de esa charla. Ahora, Infobae mostró la transcripción oficial que forma parte del expediente de la causa en la que se investiga la reventa ilegal de entradas en River Plate.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...