La presidencia de la Cámara de Diputados levantó anoche la sesión y argumentó falta de garantías para el tratamiento de los proyectos.

Con el titular de la Cámara Baja, Manuel Godoy, de viaje en Estados Unidos, el plenario fue presidido por el vicepresidente 1º, Luis Leavy, quien explicó que se decidió levantar la sesión porque el cuerpo se sentía “coaccionado” por los docentes que se apostaron alrededor del edificio legislativo.

En tanto, al cierre de esta edición, los docentes movilizados resolvieron mantener sitiado el edificio de la Legislatura provincial.

Por esta medida, muchos diputados y empleados del cuerpo se vieron obligados a permanecer en el interior de la Casa de los Leones.

Los legisladores se mostraron molestos y varios dijeron que estaban “privados de la libertad”. Ante esta manifestación, los docentes pedían a gritos: “Vayan a trabajar”.

Durante la sesión hubo un debate crispado. El PJ cargó contra el PO y el diputado Miguel Calabró utilizó el adjetivo “fascista”.

El PO planteó tratar sobre tablas un proyecto para modificar la ley 6821, que regula las huelgas, y señaló la ineficiencia del Gobierno y de los diputados oficialistas para dar respuestas al reclamo de la docencia.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...