Ayer, un grupo de vecinos del barrio Lamadrid tomaron las calles para reclamar la “normalización” de su centro vecinal.

El presidente de la institución, Walter Ignes, está en la mira de los vecinos porque aseguran que “no cumple con sus funciones”.

El Tribuno visitó la barriada de la zona norte y lo cierto es que se pueden observar falencias estructurales debido a la falta de obras por parte de la Municipalidad de Salta.

Por eso los vecinos quieren que se normalice la situación institucional de su centro vecinal para comenzar a reclamar de manera orgánica la falta de pavimento, canalización de algunas zonas y utilización de espacios verdes y comunitarios.

Ayer se congregaron al menos una docena de vecinos en la intersección de calles Vicente López y Pedriel para pedir la presencia del presidente Ignes.

Los vecinos reclaman su presencia porque aseguran que no lo ven casi nunca por la zona.
Hasta los docentes de la guardería Angel de la Guarda estaban en el reclamo por lo que denominaron “falta de autoridad” por parte del presidente.

Los docentes le habían pedido a Ignes las llaves del playón municipal del barrio para realizar los festejos por el Día del Padre y éste se había negado alegando que las instalaciones están inconclusas.
“Nos dijo que por medidas de seguridad no podíamos estar en el playón con los niños y tuvimos que realizar todos las actividades que teníamos preparadas, en la calle con el frío que estaba haciendo”, aseguró una de las trabajadoras de la institución educativa.

Uno de los referentes de la protesta es Roberto Miranda, quien ya fue el presidente del centro vecinal por el año 2000.

“Nosotros no tenemos ninguna autoridad que asegure el funcionamiento del centro vecinal. Estamos en una total ilegalidad porque el señor Walter Ignes no se presenta a realizar sus actividades como presidente. Es por eso que pedimos la normalización de la institución”, declaró Miranda.
Aseguran que las irregularidades comenzaron desde hace más de 6 años y que la institución tiene al menos 50 años de vida.

“Acá no se llamó más a ninguna asamblea ni mucho menos podemos votar desde hace más de seis años. No se puede saber con cuánta plata se cuenta ni en qué se gasta”, dijo el expresidente.
Los vecinos dicen que hay cuadras que quedaron sin pavimentar y que si reclaman de manera individual no creen que el municipio capitalino los escuche. “Nosotros no tenemos forma alguna de canalizar ningún reclamo porque no tenemos centro vecinal”, dijo Miranda.

Es por eso que piden que la autoridad barrial se haga presente y comience los trámites para ver la forma de que terminen la pavimentación de la calle Pedriel hasta Constitución.

También quieren que de alguna manera hagan las obras de canalización en el pasaje Terán ya que con las lluvias se inunda todo y, como es tierra, todo se vuelve un barrial y no hay forma de salir de las viviendas.

En la lista también figura la pavimentación en la esquina de las calles Pueyrredón y Carlos Forest por ser una intersección muy concurrida.

Por último, los vecinos invitaron a las autoridades de la Municipalidad de Salta y las del centro vecinal a los actos que se realizarán por el Día de la Independencia, el próximo 9 de julio.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...