¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

19°
24 de Abril,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Se anunció como terminada en octubre pero la obra continúa

Viernes, 04 de julio de 2014 12:57

La ampliación del hospital de Santa Victoria Este, en el departamento Rivadavia, tiene un año de demora. Es una de las obras del llamado Fondo de Reparación Histórica (FRH) que el Gobierno de la Provincia lleva adelante en uno de los municipios más pobres de la Argentina. Curiosamente, en la página oficial del organismo que maneja el destino de los 187.000.000 de dólares, la obra figura como terminada. Sin embargo, los trabajos continúan en el terreno, como pudo comprobar El Tribuno.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

La ampliación del hospital de Santa Victoria Este, en el departamento Rivadavia, tiene un año de demora. Es una de las obras del llamado Fondo de Reparación Histórica (FRH) que el Gobierno de la Provincia lleva adelante en uno de los municipios más pobres de la Argentina. Curiosamente, en la página oficial del organismo que maneja el destino de los 187.000.000 de dólares, la obra figura como terminada. Sin embargo, los trabajos continúan en el terreno, como pudo comprobar El Tribuno.

La obra comenzó a mediados de 2012 y el plazo de ejecución de la misma era de 360 días. El 26 de julio de 2012 se certificó por primera vez el avance físico de la construcción. Hoy a más 700 días de haberse comenzado la ampliación hospitalaria, todavía hay obreros trabajando y no se pudo instalar el equipamiento y el mobiliario destinado para el lugar. A pesar de eso, en la página oficial del FRH, la obra por $2.498.614 figura en estado de “finalizada”. Inclusive la palabra se resalta en verde fosforescente y hasta se publica una foto del hospital como si estuviera terminado. 
Fuentes locales dijeron que la obra se encuentra “casi lista”. Hace más de un año decían lo mismo. En ese momento, según publicó El Tribuno a mediados de mayo de 2013, los consultados en el terreno afirmaban que el avance era del 90%, apenas mayor que el 73% de avance que anunciaba el Gobierno de la Provincia. Oficialmente, hoy el hospital está terminado. “Total para cancelar: 0%”; “avance físico ejecutado: 100%”; “avance financiero: 100%”, dice la página del FRH. En el ítem “avances de obra” se observan todas las certificaciones y los montos controlados. La última certificación, del 22 de octubre de 2013, tiene en la columna denominada “concepto”, la inconfundible afirmación: “Final”. Pero ocho meses después de ese supuesto final certificado oficialmente, la obra continúa inconclusa. 
Dependen del hospital de Santa Victoria Este, entre 15 y 20 mil personas, de las cuales más de 5 mil son niños. Se trata de algunas de las poblaciones más vulnerables del país. La mayoría de los habitantes aborígenes de algunas de las cinco etnias originarias que hay en el municipio y tienen como único ingreso los planes del Estado. En el hospital trabajan épicamente cuatro médicos. Las obras incluyen una sala de pediatría, un lugar para que trabajen los agentes sanitarios y una sala de radiografía.
Para la puesta a punto del hospital falta la finalización de las obras que permitan instalar el mobiliario y el equipamiento del laboratorio, farmacia y sala de radiología. En el municipio, todavía esperan por obras pendientes por un monto de $6.100.000. Se trata construcciones de infraestructura y saneamiento indispensables para la localidad, como son: la ampliación de la red de agua potable para las comunidades aborígenes de “La Esperanza” y “El Cañaveral”; la construcción de un sistema de redes cloacales domiciliarias y colectoras y la creación de un sistema de tratamiento de líquidos cloacales; las dos últimas en el pueblo de Santa Victoria. Además será indispensable que se designen profesionales para cuando funcione la ampliación del hospital. Fuentes consultadas esperan los nombramientos de un pediatra y un ginecólogo especializado. “Serían fundamentales para la zona, porque hoy no contamos con esas especialidades y hacen mucha falta”, afirmaron.

PUBLICIDAD