La caspa sobreviene por la presencia de un hongo (el Pityrosporum ovale), mala alimentación, estrés o uso de productos químicos sobre el cuero cabelludo. Los champús anticaspa resultan muy agresivos para ciertas personas. Por fortuna en esos casos se puede recurrir a un remedio casero. Se debe hacer una mezcla que contenga un 90% de miel pura con un 10% de agua tibia. Luego se la aplica en el cuero cabelludo, realizando un masaje suave. Enseguida se cubre la cabeza con una toalla y se deja actuar por lo menos tres horas. Por último, se enjuaga con agua tibia. Hay que ponerse este compuesto todos los días durante un mes. Después continuar durante seis meses, pero solo una vez por semana.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...