La noche del sábado se prestaba para el alargue indefinido de la jornada. El cielo estrellado, la temperatura agradable, el espíritu vacacional y navideño se conjugaban muy bien con el cierre del ciclo La Cultura no Duerme 2017.
A las 21.30, en el Teatro Provincial (Zuviría 70) y bajo la dirección de Jorge Lhez, actuó la Orquesta Sinfónica de Salta que, con entrada gratuita, ofreció un repertorio de música latinoamericana. Con un lleno total los músicos interpretaron "Fantasía candombe", de Arthur Barbosa; un popurrí de Dámaso Pérez Prado y "Suite", de Juan Luis Guerra.
Entre el público, Javier Torres (54) y Claudia Zenta (56) habían ido con sus nietos Javier y Benjamín (11). "Queremos que los chicos se vayan formando como espectadores y que disfruten de la cultura de manera gratuita y crezcan sabiendo que es un derecho para que, más allá del político de turno, defiendan el acceso de los ciudadanos a los saberes desde su experiencia", expresó Claudia al salir del Teatro.
Josefina Colque (34) y sus hermanas Analía (28) y Daniela (36) son habituales espectadoras de la Orquesta Sinfónica de Salta. "Siempre es un placer venir a escuchar a este conjunto que suena con tanta armonía y excelencia. Esta noche nos sorprendieron con música de nuestro continente y la verdad es que fue una gala espectacular", opinó Josefina.

Por primera vez

El Museo de Arqueología de Alta Montaña (Mitre 77) se adhirió al ciclo de 18 a 24. Los visitantes pudieron ver a la Niña del Rayo y también asistir a proyecciones de documentales en una pantalla gigante sobre la fachada del Museo.
A pesar de contener a los Niños del Lullaillaco y su ajuar, un hallazgo que revolucionó la investigación arqueológica sobre el pasado prehispánico, aún son muchos los salteños que no han tenido la oportunidad de trasponer las puertas y tomar contacto por sí mismos con estos cuerpos que se encuentran crioconservados y que fueron ofrendados a 6.700 msnm, en la cumbre del legendario volcán Llullaillaco.
Sus tumbas, las más altas en todo el Tawantinsuyu y posiblemente en el mundo, guardaron durante cinco siglos los secretos de un importante ritual. La familia Tapia, de Castañares, contemplaban a la Niña a través de la vitrina con mudo asombro. "Me impresiona y me produce tristeza, creo que deberían haberla dejado donde la encontraron", reflexionó, apenada, Celeste Tapia (13).
A muchos que paseaban luego de hacer compras los sorprendieron las actividades en la peatonal, en el Museo Casa de Arias Rengel. De 18.30 a 19 actuaron los niños del coro Canto con vos. De 20 a 21 se hizo el espectáculo del grupo Musa Mufola. A las 22.30 se presentó el grupo de danzas latinas Fuerza Gigante, a las 23.30 actuó el grupo de percusión y danzas africanas.
También pudieron ver la exposición Fiesta del Arte, compuesta por máscaras africanas y latinoamericanas.
“La cultura no duerme” es un ciclo de fin de año que está organizado por el Ministerio de Cultura y Turismo y que se realiza ininterrumpidamente desde 2009. El objetivo es finalizar el año con espectáculos gratuitos y una programación especial para que la familia visite los museos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...