La Justicia avanza sobre el caso la niña fallecida en el Sala Cuna

En las últimas horas de la tarde del viernes personal forense del Ministerio Público procedió a la apertura del nicho donde descansaban los restos de Janet Villagómez, la niña que estando a la guarda del Estado falleció por infección generalizada.

Janet dejó de existir en el hospital Materno Infantil, donde fue internada cinco días antes de su deceso, derivada del hogar Sala Cuna.

Al respecto, El Tribuno consultó ayer al jefe del Programa de Inclusión Transitoria, perteneciente al Ministerio de Primera Infancia, Guillermo Guzmán.

Interiorizado por las medidas o diligencias ordenadas por el fiscal penal Rodrigo González Miralpeix, dirigidas a esclarecer la denuncia radicada por la madre de la pequeña Susana Villagómez, aseguró que solo se trata de una medida de las tantas que se encuentran dentro del protocolo de investigación.

"No prueba nada, es algo ya establecido que busca esclarecer una denuncia".

Consultado acerca de la propia investigación interna sobre el sonado caso, Guzmán aseguró que el hogar Sala Cuna es una institución modelo y que está completamente seguro que la niña Janet recibió los cuidados necesarios en los días que estuvo alojada allí.

Para graficar dijo que la patología de base de la niña fue la causante del agravamiento de un cuadro infeccioso.

"Nosotros contamos con médicos y profesionales de otras áreas que trabajan todo el tiempo en el cuidado de los niños internados en la institución", explicó.

Al ser preguntado acerca del informe que habría elevado la gerencia del Nuevo Hospital Materno Infantil, la cual al parecer no está en un todo de acuerdo a su punto de vista dijo: "Desconozco ese informe, lo único que sé es que desde el mismo momento que se produjo el caso nosotros acercamos a la fiscalía todos los informes internos. Estamos convencidos de que se hizo todo a conciencia", aseveró.

En tanto, el abogado de la demandante Rodrigo Escovar, deslizó que la exhumación del cuerpo de Janet para una nueva pericia o necropsia es un paso adelante en el esclarecimiento de los hechos que conmocionaron la opinión pública. "Yo creo -dijo- que al menos hay dos versiones sobre la verdadera causa de la muerte de una pequeña discapacitada, que la Justicia deberá esclarecer con métodos científicos en lo más técnico de la instrucción y con los testigos de los días previos y posteriores a la internación de Janet en el hogar Sala Cuna. Los resultados de la necropsia se conocerán con suerte el día lunes", adelantó el letrado.

El caso

Susana Camacho Villagómez, una mamá de cinco hijos denunció el lunes 23 que su hija discapacitada en guarda del Estado provincial perdió la vida en circunstancias que en su momento no le quisieron explicar, ya que ella se encontraba internada por una complicación posquirúrgica.

Sin embargo, las razones esgrimidas por la mamá y el estado público de las mismas motivaron que el fiscal penal 3 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, Rodrigo González Miralpeix, tomara intervención inmediatamente en el hecho.

La mujer responsabilizó públicamente a las autoridades de la Casa Cuna por el fallecimiento de su hija Janet, de solo 5 años, ya que aseguró, junto a otros familiares, que cuando la nena fue alojada en la institución se encontraba en buen estado de salud.

El fiscal González Miralpeix se reunió con la madre y la abuela paterna y les explicó las medidas iniciales que se tomaron para la investigación.

El viernes notificó a la mamá de la necropsia de su hija, a la que la misma accedió inmediatamente.

La medida se realizó sin ningún incidente.

Se supo que el fiscal Miralpeix ya reunió prácticamente todas las pruebas documentales médica en relación con el caso, entre ellas la historia clínica, las patologías de base y los informes internos tanto del hogar que asilaba a la niña como del hospital donde intentaron sacarla de un grave cuadro infeccioso que la llevó finalmente a la muerte.

Sobre este punto fuentes cercanas al caso deslizaron que posiblemente el informe del Materno Infantil plantea que la niña haya llegado al Nuevo Hospital con un severo cuadro febril y deshidratación con evolución de cuatro días, y ese es uno de los puntos que la necropsia practicada debe determinar con rigor y fundamentos científicos.

La mamá

Susana Camacho aseguró que recibió las garantías de la Justicia para que el caso sea esclarecido por completo, y dijo además que su posición es conocer la verdad "que no comienza y termina en la debilidad física de mi hija ni en la incapacidad de mi pobreza. Yo exijo justicia porque me la llevaron a Janet supuestamente porque su abuela no podía brindarle los cuidados que necesitaba en mi ausencia y la guarda del Estado me la devolvió sin vida, ése es mi dolor y mi queja".

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...